·

En el asentamiento de Margen Sur ya hay casas de material

A pesar de ser un barrio usurpado y de que las condiciones básicas de vida no están garantizadas, ya se observan construcciones de material. Las autoridades municipales y provinciales siguen mirando al costado.

El asentamiento de la Margen Sur sigue creciendo semana a semana y ello se aprecia en la gran cantidad de casillas nuevas que han ocupado una parcela de tierra. A pesar de que los servicios básicos, como luz, agua o cloacas, no están garantizados, se estima que en los últimos meses más de 200 familias llegaron a asentarse en la zona.

Asimismo, y a pesar de la situación de ilegalidad que este barrio registra, ya se observan construcciones de material que dan la pauta que para muchos, vivir en ese sector ya es un hecho irrefutable.

Las autoridades municipales, habidas a la crítica constante, miran hacia otro lado, al igual que el Gobierno provincial que ni siquiera se ha tomado la molestia de censar la zona para conocer cual es la situación real del asentamiento, algo que es reclamado a viva voz por quienes a pocos metros de allí han comprado las tierras donde hoy residen.