·

Persisten las quejas por las falencias de atención en el hospital

Usuarios del sistema público de salud reclaman por las constantes huelgas del personal médico y por los inconvenientes para conseguir turnos.


Los habitantes de Río Grande continúan sufriendo cada vez que deben asistir al hospital regional de esta ciudad, debido a las constantes medidas de fuerza que llevan a cabo los profesionales de diversas áreas y que en definitiva repercuten en aquellos que requieren de atención en el nosocomio.

Primero fue el personal de ATSA, quienes reclamaron mejoras salariales y luego se les sumaron los profesionales médicos, que quedaron fuera del acuerdo del gremio de la sanidad. Ambas medidas de fuerza redundaron en atención deficitaria y diversas complicaciones para los pacientes.

Hoy se suma un nuevo paro, esta vez en el laboratorio, donde los especialistas reclaman un urgente traslado a otra área del establecimiento, lo cual genera serios trastornos para quienes deben realizarse análisis clínicos y de laboratorio ya que la atención al público se redujo a la mínima expresión.

Más allá de que el reclamo se considere válido, nuevamente son los pacientes quienes sufren la situación más que ningún otro, ya que en muchos casos deben abandonar el nosocomio sin ser atendidos tras largas esperas.