·

Argentina no pudo con el Dream Team

El seleccionado argentino de básquetbol cumplió hoy una buena actuación, pero no pudo vencer al poderoso ‘Dream Team’ de los Estados Unidos, que se impuso por 101-81, en una de las semifinales de los Juegos Olímpicos de Beijing, donde se lesionó la máxima figura del equipo nacional, Emanuel Ginóbili

‘Manu’ apenas pudo jugar cinco minutos del partido ante los favoritos al título y debió irse a los vestuarios después del primer cuarto, debido a una lesión en su tobillo izquierdo. Todavía no se sabe si podrá estar presente el próximo domingo ante Lituania, el mismo rival que lo derrotó en el debut, en el partido por la medalla de bronce.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La diferencia comenzó siendo abrumadora para los Estados Unidos, que rápidamente se puso en ventaja y dominó siempre el marcador, que tuvo parciales de 30-11, 49-40, 78-64 y 101-81.

Enseguida, los estadounidenses “calentaron” su mano y sacaron una amplia diferencia en el primer cuarto. Apenas un doble de Scola y otro de ‘Manu’ Ginóbili acortaron la brecha, cuando el conjunto ‘albiceleste’ se mantuvo a tres puntos, con el marcador 7-4. Pero la ilusión duró demasiado poco.

La defensa de los estadounidenses fue casi perfecta y, en consecuencia, los argentinos jamás pudieron tirar con comodidad. Encima, a los 5 minutos y medio, el conjunto nacional perdió a su máxima figura, Emanuel Ginóbili, quien se retiró con gestos de mucho dolor.

Los últimos 3m.39s. los observó desde el banco, mientras el médico del plantel le colocaba una férula en su tobillo izquierdo, el mismo que había generado tanta incertidumbre sobre su participación en estos Juegos.

Ya no salió para afrontar el segundo cuarto. La distancia de 19 puntos que habían establecido sólo en el primer cuarto los integrantes del ‘Dream Team’ –que llegó a ser de 21 unidades- era menos dolorosa que la salida obligada del capitán argentino, pero había que seguir jugando. Y mejorar…

Así fue que Argentina reaccionó y achicó bastante las diferencias con el poderoso “equipo de los sueños” norteamericano, a tal punto que llegó a estar a sólo seis puntos en el marcador global, cuando restaban 2 segundos para el entretiempo, y le sacó diez de ventaja en el parcial, que ganó el equipo de Hernández por 29-19.

El público chino comenzó a alentar a los argentinos, que claramente se ganaron su cariño. Los locales aplaudieron cada tanto convertido por los ‘albicelestes’ y hasta abuchearon y silbaron los lanzamientos libres de su rival.

La entrega del ‘Chapu’ Nocioni, quien ingresó por ‘Manu’ pese a sufrir una molesta tendinitis, la fuerza de Scola, que peleó cada balón como si fuese el último de su vida y el acompañamiento de Delfino, Oberto, Quinteros y Juan Gutiérrez contribuyeron para esa gran levantada.

Pero duró casi un suspiro, porque en el tercer cuarto los estadounidenses volvieron a sacar una distancia de 15 puntos, que controlaron hasta el final. En algunos pasajes, el partido se volvió demasiado áspero y el árbitro italiano, Luigi Lamónica, sancionó dos faltas técnicas contra los argentinos, que provocaron las quejas del banco nacional.

Sobre el final, Fabricio Oberto llegó a las cinco faltas y no pudo continuar en la cancha, aunque las posibilidades de triunfo para Argentina se habían terminado mucho antes. La ‘Generación Dorada’ no pudo brillar ante los Estados Unidos y ahora deberá pelear por el bronce el próximo domingo ante Lituania.

– Síntesis –

Argentina: Pablo Prigioni, Emanuel Ginóbili, Carlos Delfino, Fabricio Oberto (x) y Luis Scola (f.i.), Andrés Nocioni, Paolo Quinteros, Juan Pedro Gutiérrez, Román González, Leonardo Gutiérrez. DT: Sergio Hernández.

Estados Unidos: Jason Kidd, Lebron James, Kobe Bryant, Dwight Howard y Carmelo Anthony (f.i.); Chris Paul, Chris Bosh, Deron Williams, Michael Redd, Dwayne Wade, Tayshaun Prince. DT: Mike Krzyzewski.

Arbitro: Luigi Lamónica (Italia), secundado por Ilija Belosevic (Serbia) y Michael Aylen (Australia)

Cancha: Olympic Basketball Gymnasium, de Beijing.

«Defendimos el oro con orgullo, pero ellos son mejores», dijo Luis Scola

El pivot del seleccionado argentino de básquetbol, Luis Alberto Scola, aseguró hoy que su equipo defendió el oro conseguido en Atenas con “dignidad, orgullo y coraje”, pero reconoció que el ‘Dream Team’ de los Estados Unidos “juegan mejor y son mejores”.

“Esperaba ganar, pero no pudimos. Defendimos la medalla de oro con dignidad, orgullo y coraje, pero ellos son mejores. Hemos luchado y jugado lo mejor que podíamos; hay que ser honestos y reconocer cuando te ganan bien y son mejores”, manifestó Scola, luego del partido que Argentina perdió con Estados Unidos por 101-81.

“Quizás hubiese sido más justo si perdíamos por 10, 12 ó 14 puntos, pero terminamos perdiendo por 20. Pero hay que ser justos, porque así como digo esto, también digo que no jugamos tan bien como para ganarlo o llegar a un final cerrado”, agregó el pivot de los Houston Rockets.

Scola lamentó la lesión sufrida por la máxima figura del equipo, Emanuel Ginóbili, quien apenas pudo jugar cinco minutos y debió salir debido a una inflamación del ligamento de su tobillo izquierdo, aunque no buscó excusas.

“Las lesiones son parte del juego, no es la primera vez que pasa y tampoco somos el único equipo al que le sucede. Confío mucho en Carlitos (Delfino), en Paolo (Quinteros) o en los que puedan entrar. Tenemos un equipo lo suficientemente completo como para jugar contra cualquiera”, aseveró.

Respecto del encuentro ante Lituania, el pivot argentino opinó que sería “muchísimo” lograr un triunfo y quedarse con la medalla de bronce y reconoció que Lituania llegará “mentalmente mejor”.

“Ahora tenemos un partido por una medalla y para nosotros eso es muchísimo. No nos queda otra que recuperarnos. Lituania quizás se recupere mejor, porque mentalmente están mejor que nosotros, pero vamos a ir con todo por esa medalla”, concluyó.

El entrenador argentino dijo que «no se puede llorar» por la ausencia de Ginóbili

El entrenador del seleccionado argentino de básquebtol, Sergio Hernández, sostuvo hoy que “acá no se puede poner a llorar” por la casi segura ausencia de la figura de su equipo, Emanuel Ginóbili, en el partido de pasado mañana ante Lituania, por la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing.

El entrenador del seleccionado argentino de básquebtol, Sergio Hernández, sostuvo hoy que “acá no se puede poner a llorar” por la casi segura ausencia de la figura de su equipo, Emanuel Ginóbili, en el partido de pasado mañana ante Lituania, por la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing.

“Cuando sepamos con qué plantel contamos, armaremos el plan de juego y saldremos a ganar. Acá no te podés poner a llorar por la ausencia o no de un jugador. Si tenemos alguna ausencia, la disimularemos con energía, concentración y disciplina”, indicó Hernández, en la conferencia de prensa posterior a la derrota con Estados Unidos, por una de las semifinales del certamen.

Ginóbili apenas pudo jugar cinco minutos ante el ‘Dream Team’ y luego debió retirarse a los vestuarios del Olympic Basketball Gymnasium, debido a una inflamación del ligamento tibio-peroneo de su tobillo izquierdo, que casi con seguridad lo descartará del choque ante Lituania.

“España hoy le ganó a Lituania sin uno de sus mejores jugadores, que es Calderón. Quizás le costó más que otras veces, pero lo hizo”, comentó ‘Oveja’ Hernández, quien ya diagrama una formación sin su figura de los San Antonio Spurs.

Sobre el encuentro de esta noche –la mañana en < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Argentina- el entrenador nacional reconoció el claro triunfo de su rival, aunque recalcó que su equipo jugó “siempre con la mentalidad de ganar” contra el poderoso ‘Dream Team’.

“Las semifinales hay que jugarlas a ganar, sea cual fuere el rival. En el segundo cuarto, nosotros estábamos 13 puntos abajo, cuando faltaban seis minutos y el balón estaba en nuestro poder. Nocioni, Delfino y Scola estaban intratables. Pero no se dio”, se lamentó.

Al ser consultado por la baja efectividad en los lanzamientos de triples -apenas un 26 por ciento-, Hernández explicó que “Estados Unidos siempre obligó a tirar muy apurado, sin ángulo, sin piernas”, al tiempo que elogió las características individuales y colectivas del ‘Dream Team’.

“No se puede analizar un partido contra ellos, sin tener en cuenta que tenés enfrente a una oposición superpoderosa, la mejor del mundo y que, encima, en estos momentos están concentrados, focalizados, decididos a ganar y con el orgullo herido” por la derrota de hace cuatro años en Atenas, explicó.

Finalmente, se refirió a las posibilidades de España, en la final del domingo ante Estados Unidos: “España tiene un plantel largo, varios de sus jugadores ya pasaron por la NBA y llega sin presión, porque son ellos los que tienen la obligación de ganar y los españoles pueden sacar provecho de eso”, analizó.

“Estoy seguro que no se va a dar un juego como el de los grupos, en el que hubo tanta diferencia entre los dos equipos. Seguramente, será un partido más parecido al de hoy contra nosotros, aunque con un marcador mas cerrado”, concluyó.

Fuente: Telam