·

Salvajes en You Tube

Ricos y cobardes castigan a los pobres. Un hecho aberrante, que debemos entender como alarma social. Columna de opinión de Alfredo Leuco para el programa “Qué te parece”. Por Radio Fueguina, de lunes a viernes 14 a 18 hs.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Le pido que se imagine esta situación terrible: ocurre en las afueras de Resistencia, la capital del Chaco. Un muchacho humilde va en su bicicleta rumbo a su trabajo. Son las 6 de la mañana. En ese momento aparece una camioneta 4×4 blanca con 4 muchachos ricos que salieron a divertirse y todavía no se acostaron. Se ponen a la par de la bicicleta y empiezan a castigar con cintazos la espalda y la cabeza del muchacho humilde que da muestras de su sorpresa y su dolor y tiene que hacer un esfuerzo mayor para no caerse en plena ruta.

Los tripulantes de la camioneta se ríen, se burlan de su víctima y la filman para luego colocar ese video en you Tube, como si fuera un trofeo de su presunta piolada. Los nenes de Papá que tienen plata y tiempo pero no tienen dignidad se creen muy vivos por hacer eso.

Semejante aberración fue titulada por sus autores materiales como “Cintazos a los tapes”. Tape es una forma despectiva de referirse a los pobres, a la gente de condición humilde. También lo usan en forma discriminatoria y peyorativa como un sinónimo de bruto.

La información tuvo lugar en los medios porque uno de los agresores se llama Renzo Jiménez y es el hijo del árbitro Daniel Jiménez que es sargento del ejército y que además tiene una heladería frente a la plaza principal de Resistencia. Si no hubiera sido el hijo de alguien conocido tal vez esta información no se hubiese ni publicado. Y eso que es mucho más común de lo que uno cree.

Energúmenos similares han quemado linyeras para colgar esa “hazaña” en Internet. Patotas de jugadores de rugby de primera que les dan palizas a otros jóvenes porque se les canta. Batallas campales en facultades o colegios. O fascistas presuntos dueños de la moral han salido a pegarles palazos a prostitutas en las calles.

La pregunta que me hago es donde estaban y que piensan sus padres de lo que hacen estos salvajes. La pregunta que me hago es cuanto odio y xenofobia existe para que ocurran estas cosas que nos hacen descender al infierno de la condición humana. La cobardía debe ser una de las actitudes más miserables. La peor versión de la cobardía es hacerse el guapo con los más débiles y arrugar con los más poderosos.

Cuando la cobardía sale del plano individual y se mete en el plano social se transforma en un síntoma de descomposición. Evidencia una crueldad y una falta de sensibilidad que asusta.

¿Qué está fallando? ¿Por qué se quiebran tanto los lazos solidarios?

Todas las religiones hablan de la opción por los pobres. De ellos será el reino de los cielos. Todos los partidos políticos proponen combatir la pobreza y ayudar a los que mas necesitan. Quiero creer que en todas las casas se enseña con el ejemplo el respeto hacia los demás y sobre todo a los que la vida castigó sin darle las mismas oportunidades que a nosotros.

La mirada piadosa, la mano abierta, la generosidad, el abrazo que protege son todos valores que hay que sembrar entre nuestros hijos si es que queremos vivir en un mundo menos violento.

Algunos dirán que es un hecho pequeño. Que esto es apenas es una anécdota. Yo creo que una sociedad en donde hay jóvenes que castigan a cintazos a los pobres que van a trabajar es la dimensión exacta del fracaso.

Es una alarma social que debemos escuchar.

Por: Alfredo Leuco

www.alfredoleuco.com.ar

Escuchar Audio