·

Conflicto docente: Gobierno recurre a los insultos

Autoridades de Educación calificaron de “absolutamente irracional” la postura del SUTEF. Reiteran que no negociarán si persisten paros y edificios tomados.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Las autoridades de Educación calificaron de “absolutamente irracional” la conducta de la dirigencia del SUTEF “al mantener un paro de actividades, con toma de edificios, cuando a la vez se considera que la propuesta del Ejecutivo está bastante cerca de sus pretensiones”, y ratificaron su decisión de no negociar con el gremio “hasta tanto no deponga las medidas de fuerza”.

“Consideramos que las muestras de acercamiento que nosotros hemos dado, desde comienzos de año y general y la última semana en particular, hacen que califiquemos de absolutamente irracional el comportamiento de la cúpula sindical”, fustigó el secretario de Educación, Daniel Masnú.

El funcionario argumentó su evaluación en el hecho de que “los mismos dirigentes sindicales están diciendo que hay posibilidades concretas de lograr un acuerdo, porque las propuestas de uno y otro lado no son tan distantes”.

Ante esta situación, dijo, “nos parece que las medidas que están tomando son desmesuradas con relación a la situación que se registra”, para anotar luego que “tras la reunión técnica del viernes pasado hubo una posibilidad de compatibilizar las grillas propuestas, pero la condición lógica que planteaba el Gobierno fue que levantaran las medidas del sindicato, no solamente los paros sino también la ocupación de los edificios públicos”.

“Pero esto tampoco fue aceptado por el sindicato”, lamentó Masnú, quien consideró que “como existe un entendimiento del sindicato y los docentes de que la propuesta oficial puede ser viable, creo que debería dictarse ya la herramienta pertinente para llevarla adelante, que creo debe consistir en un decreto fijando la nueva grilla salarial”.

Argumentó su postura en el hecho de que “el discurso del sindicato hacia la sociedad no se condice con las acciones que lleva adelante”, toda vez que “si dicen que hay una nueva alternativa de negociación, lo lógico es que se levanten las medida de fuerza, para poder negociar en condiciones de igualdad y con buena fe negocial”.

“En este momento, como están las cosas, no me parece que haya buena fe negocial por parte del sindicato, ya que por un lado dice que hay posibilidades de acuerdo y por el otro sigue planteando medidas como si la situación fuera irreconciliable”, señaló.