·

Ríos le pone buen clima a su reunión con el Jefe de Gabinete

La Gobernadora desmintió ante la prensa nacional tener con la Administración kirchnerista “otro tipo de vínculo que no sea el estrictamente institucional” y destacó que Tierra del Fuego recibe normalmente la coparticipación.

La gobernadora Fabiana Ríos mantendrá este viernes la primera reunión con el nuevo Jefe de Gabinete, Sergio Massa, a instancias de la invitación cursada por el funcionario nacional para establecer su relación con Tierra del Fuego. En el inicio de sus actividades de dos días en Capital Federal, Ríos mantuvo este jueves sendos encuentros con autoridades del Consejo Federal de Inversiones y el Banco Interamericano de Desarrollo con quienes analizaron la situación de los proyectos presentados por Tierra del Fuego para la obtención de asistencia financiera y técnica. Por la tarde firmó acuerdos de financiamiento de programas sociales a través del ministerio de Desarrollo Social (ver aparte). Respecto de su encuentro programado con Sergio Massa, la funcionaria fueguina comentó que “es la primera reunión, de conocimiento y acercamiento con el nuevo Jefe de Gabinete”, agregando que “para nosotros, implica la posibilidad de presentar los temas de agenda que tenemos pendientes, y escuchar al funcionario sobre lo que va a ser su perspectiva de relación con la provincia”. Ríos -a quien la prensa nacional todavía relaciona políticamente con la ultraopositora Elisa Carrió- remarcó que “la relación con el Gobierno central hasta el momento ha sido correcta”, y la enmarcó como “únicamente institucional”, desmintiendo así tener algún otro tipo de vínculos “que no sean los que manifesté”. Coparticipación regular La Gobernadora destacó que “nosotros recibimos con toda regularidad los recursos en concepto de coparticipación federal”, y desmintió tener con la Nación “algún tipo de contactos que no sean los institucionales”. Aseguró que “los fondos con los que me manejo son estrictamente los que le corresponden a Tierra del Fuego, y tienen marco legal para ser recibidos, y por ello tengo posibilidades de reclamo”. Consultada sobre posibles consecuencias del no acompañamiento de la Provincia al proyecto de retenciones al agro, impulsadas por la Administración Kirchner, dijo que “la relación con el Gobierno Nacional hasta el momento ha sido correcta”. Observó que “el Gobierno había expresado su posición política en ese asunto, y nosotros la nuestra. Pero cada uno expresa lo que considera pertinente”, para anotar luego su opinión de que “el tema del campo desencadenó una discusión mucho más profunda, que tiene que ver con la forma en que debe debatirse y establecerse las relaciones entre el Estado nacional y los gobiernos provinciales”. Ríos negó una supuesta ruptura en su relación con la máxima referente de la Coalición Cívica “que ha sido siempre excelente”, asegurando que “tengo de ella la mayor de las colaboraciones y acompañamientos, y nada tiene que objetarme al respecto porque tengo una responsabilidad institucional de gestión, como la tiene también la Presidenta. Elisa Carrió es una amiga política”. Temas que preocupan En cuanto a la relación particular de la Nación con Tierra del Fuego, dijo que “también era necesario saber de qué manera se van a abordar los puntos que están en la agenda nacional, y que a nuestro juicio nos tiene como actores involucrados, como es el caso del transporte aerocomercial”. Ríos remarcó que la Provincia “ha sido, si no pionera por lo menos la una de las jurisdicciones que más ha reclamado la necesidad de vinculación aérea en el país con una perspectiva estable y no únicamente comercial”. Señaló inclusive que “es el segundo año consecutivo que en Tierra del Fuego se lleva adelante el ‘Bureau Ushuaia’, en la que intervienen una gran cantidad de instituciones –como las cámaras de Comercio y de Turismo, el Instituto Fueguino de Turismo y el Municipio de Ushuaia- que aportan una cantidad de dinero para adicionar vuelos a la Provincia”. Argumentó que “en la ciudades con infraestructura turística, la cuestión de la conectividad aérea es clave”, puesto que “de nada sirve tener camas disponibles si no tenés turistas que lleguen, aún cuando el lugar es un centro de atracción mundial como lo es Ushuaia”.