·

Principio de solución para Chacra XIII

Funcionarios de la Municipalidad y del Gobierno de la provincia acordaron que la descarga de efluentes cloacales se efectúe al mar para evitar contaminar el río. Se hará a través de un acueducto de 8 km. que desembocaría cerca del barrio YPF.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

En reunión llevada a cabo en el Concejo Deliberante, funcionarios provinciales y municipales llegaron a un principio de acuerdo en la polémica generada por los residuos cloacales de Chacra XIII y Chacra XI. Se acordó, en principio, evitar arrojar los efluentes al río Grande, construyendo un acueducto de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />8 km. aproximadamente, que correría paralelo a la avenida de Circunvalación para acceder al mar en una zona ubicada entre el barrio YPF y la balanza.

La obra sería solventada en parte por el IPV y el resto por el Municipio, apelando para ello a parte del Fondo Anticíclico.

No hubo acuerdo aún respecto de si se echarán al río los líquidos tratados en plantas modulares, hasta tanto esté concluida la obra definitiva, o si se postergará hasta finalizada la obra para entregar las viviendas de Chacra XIII. En tal sentido, el concejal Raúl Moreira entendió como posible “que los efluentes que se produzcan en Chacra XIII durante los primeros meses de habitadas las viviendas se saquen con camiones cisternas y sean vertidos en la Planta depuradora de la misma manera que lo hace el Municipio con Chacra XI”.

Por su parte, feliz con el resultado de la reunión, el concejal José Ojeda agradeció “a todos los funcionarios de Municipalidad y de Gobierno que han asistido a esta primera convocatoria que ha hecho el Cuerpo de Concejales” al tiempo que destacó “la grandeza por haberse despojado de diferencias menores y muchas veces mediáticas que se hacen entre ambas instituciones, y poder avanzar en este tema tan importante que resuelve dos aspectos, el social y el ambiental”. Ojeda también resaltó que “desde los bloques de la oposición hemos podido plasmar nuestro objetivo que es haber obtenido el compromiso en que los equipos técnicos se pongan a trabajar en conjunto y creemos que la solución definitiva fue puesta sobre la mesa y se acordó, por todos, que los efluentes sean enviados al mar”.

El IPV, agradecido

El presidente del Instituto Provincial de Vivienda (IPV), Hugo García, evaluó positivamente el encuentro, entendiendo que “se trata de la primera vez que se sientan todas las partes comprometidas y se mantiene un diálogo extenso, para analizar todas las posibles alternativas que permitan solucionar no solamente la ciudad de hoy sino la que tendremos en un futuro”.

“La próxima semana se reunirán los equipos técnicos para analizar el proyecto alternativo presentado por el Municipio y los plazos que se proyectan”, indicó el titular del organismo de Vivienda de la Provincia, quien reiteró que “tenemos la plena seguridad de que no se va a contaminar el cauce del río Grande con las plantas móviles mientras se concreta el proyecto de ducto por parte del Municipio”.

Fondo anticíclico

Como complemento del acuerdo y para afrontar los costos de la obra propuesta, desde el bloque de concejales del ARI se impulsó la idea de utilizar recursos del fondo anticíclico con que cuenta el Municipio de Río Grande. En este sentido, los Concejales Longhi y Montero señalaron la necesidad de realizar una fuerte propuesta para resolver la crisis habitacional, y establecer los mecanismos necesarios para que las viviendas ya adjudicadas de Chacra XIII puedan ser entregadas sin demoras.

A este respecto, Montero expresó “Es fundamental este compromiso de todas las instituciones, municipales y provinciales para encontrar soluciones urgentes a uno de los problemas más graves que tiene hoy nuestra ciudad”. “Junto al Concejal Longhi propusimos utilizar recursos del fondo anticíclico, como ya se hiciera en el pasado cuando el municipio necesitó resolver de urgencia la cuestión de los desagües pluviales que estaban saturados. Nos parece que esta es una herramienta rápida para financiar el proyecto final que acuerden los equipos técnicos”.

Por su parte, el Concejal Longhi expresó: “Entendemos que hoy en la ciudad hay una situación social muy grave que debemos atender, como es la falta de viviendas, y no podemos permitir que los vecinos adjudicatarios sigan esperando la concreción de las obras de infraestructura definitivas para que puedan acceder a un techo digno”.