·

La Selección de básquetbol perdió frente a Lituania

En otro ensayo de cara a los Juegos Olímpicos, el equipo que dirige Sergio Hernández cayó por 94 a 75 ante quien será su primer rival en Beijing. Ginóbili jugó 16 minutos y anotó 10 tantos. Mañana, el conjunto albiceleste se medirá con España

El seleccionado argentino de básquetbol se recuperó en la segunda etapa, pero no pudo evitar este viernes la caída ante Lituania por < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />94 a 75 en partido del torneo triangular ’Cidade de Ourense’, en el que también participa España.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Los parciales del encuentro jugado en el Palacio de Los Deportes ’Paco Paz’, fueron estos: Lituania 33-14, 56-26, 73-47 y 94-75.

Lituania será el primer rival de la ’generación dorada’, el 10 de agosto en los Juegos Olímpicos de Beijing y por lo demostrado este viernes es de temer. Con este triunfo en el historial, argentinos y lituanos están empatados 6 a 6.

Pudo haber sido una derrota catastrófica, ya que en el primer tiempo Argentina jugó muy mal. Se recuperó en el segundo tiempo porque mostró una actitud diferente, sobre todo en defensa y en ataque estuvo más certero en los lanzamientos triples, donde Carlos Delfino (3) y Paolo Quinteros (3), fueron las llaves para llegar a la conversión.

’Manui’ Ginobili jugó 16 minutos, lapso en el que convirtió 10 tantos. De estar perdiendo por 33 tantos (61 a 28) promediando el tercer cuarto, se metió un parcial de 36 a 19 y logró colocarse a 12 (77-65), a falta de cinco minutos para concluir el encuentro.

Más allá de la caída el técnico Sergio Hernández pudo disponer de todos sus jugadores. Fabricio Oberto y Leonardo Gutiérrez jugaron algunos minutos, aunque se nota que evidentemente están faltos de básquetbol.

Lituania es un equipo de gran nivel, con la manija de Sarunas Jacikevisus, la velocidad en los desplazamientos y con compañeros de orquesta que acompañan muy bien al ex jugador de Indiana Pacer, en la NBA.

Desde el comienzo exhibió un juego rápido, con profundos contraataques y continuos cortes hacía el cesto de sus hombres grandes, y también una alta eficacia en tiros de tres (7 de 14 en el primer tiempo). Argentina comenzó perdiendo 12-0 y le costó encontrar un nivel parejo, ya que se perdieron muchos balones y en ataque estuvo muy errático.

También para tener en cuenta que el nerviosismo de algunos jugadores, entre ellos Andrés Nocioni, quien en el segundo cuarto se retiro por haber cometido dos faltas antideportivas muy violentas. Sólo hay que destacar en esa primera etapa el aporte de un luchador como Luis Scola.

En el segundo tiempo se observó a un equipo argentino mucho más metido en el partido, con una defensa más segura y un ataque más fluido, pero además con una mejor puntería en los lanzamientos de más allá de los 6,25 metros. Y en ese rubro hay que destacar lo de Delfino (16) y Quinteros (13), quienes con sus ’bombazos’ posibilitaron que Argentina logrará disminuir las ventajas (77-65), en el último cuarto, ante un Lituania que no fue esa máquina precisa de relojería de los primeros 20 minutos. Una derrota que deja sus enseñanzas, de cara a ese choque que puede llegar a ser decisivo del 10 de agosto, cuando Argentina con sus jugadores en plenitud y en ritmo de competencia enfrente a este ’cuco’ que es Lituania, al que igual no es imposible ganarle.

Estos partidos son de preparación, sirven para ir logrando los ajustes necesarios, probar diferentes sistemas defensivos y ofensivos, jugadores y además, en el caso de la ’generación dorada’, poder hacerlo con sus figuras estelares en el ’techo’ de su rendimiento. Mañana espera otra vez España, que el jueves aplastó a los lituanos (91-66), buscando el desquite de la caída (90-88) sufrida hace tres días en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.

El ’Lancha’ Carlos Delfino, dijo a TyC Sports tras el partido: «No esperábamos empezar tan mal. Pero no tenemos que enloquecernos; esto tiene que servir para trabajar». Mientras que el entrenador, DT Sergio Hernández, analizó: «En un momento, parecía un equipo profesional ante un equipo amateur. Después, en el segundo tiempo, nos pusimos en juego, pero son esas noches en que no estás a la altura de las circuistancias».

Síntesis.

Argentina (75): Prigioni 10, Ginobili 10, Nocioni 5 (Falta descalificadora), Scola 12, Oberto 2 (FI); R.González 7, Porta 0, Delfino 16, Quinteros 13, Kammercihs 0, J.Gutiérrez 0, L.Gutiérrez 0. DT: Sergio Hernández.

Lituania (94): Jacikevisius 9, Kaukenas 17, Prekevicius 14, K.Lavrinovic 15 (FI); Petravicius 5, Jassaitis 14, Javtokas 3 (X), Deminkaitis 0, Masilius 4, Lukaukis 9, D.Lavrinovic 4. DT: Rimas Butautas.

Fuente: Telam