·

Fracasó en el Senado la Ley de Retenciones

Con el voto obligado de su presidente (luego de un empate e 36 votos de los senadores) la cámara Alta rechazó el proyecto que tenía media sanción de Diputados. La Resolución 125 se quedó sin sustento legal del Congreso.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Luego de un empate en 36 votos, y con el rechazo de Julio Cobos, < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Cámara de Senadores no aprobó el proyecto de retenciones. «Mi voto no es positivo», dijo Cobos después de más de 17 horas y media de debate, dejando el restulado con 37 votos en contra y 36 a favor de la iniciativa. «Que la historia me juzgue», pidió el ex gobernador mendocino.

La definición llegó pasadas las 4 de la mañana y luego de que el presidente del bloque de senadores del Frente para la Victoria Miguel Pichetto le solicitara al propio Cobos que se votara y que el vicepresidente tomara una decisión porque «el debate esta agotado».

Al ser rechazado por los senadores, el proyecto que tenía media sanción de la Cámara de Diputados no podrá volver al Congreso hasta el próximo año, al menos con el título con el que se había debatido hasta hoy.

Previamente a emitir su voto negativo, el presidente del Senado había solicitado a los presidentes de los bloques la posibilidad de «un cuarto intermedio para llegar un consenso» lo que fue rechazado de plano por los senadores jefes de bancada.

«Esta es la oportunidad de mandar un nuevo proyecto que contemple todo lo que se ha dicho, todos los aportes que se han brindado, desde afuera y aquí mismo» dijo Cobos.

Mientras el jefe de los senadores oficialistas Pichetto le dijo a Cobos «el debate está agotado, hay que votar» y lo mismo sostuvo el radical Ernesto Sanz razón por la cual se resolvió pasar a la votación.

El debate se había iniciado ayer a las 10.30 de la mañana y durante todo la jornada se sucedieron los distintos oradores en un recinto que no permitió el ingreso de público y sólo pudieron ingresar los periodistas acreditados en la casa.

Durante todo el debate los seguidores del oficialismo se reunieron en la plaza del Congreso en las carpas, mientras que en los bosques de Palermo se concentraron los dirigentes agrarios y algunos productores que siguieron el debate por pantalla gigante.

Pese a que existieron cinco proyectos con dictamen de comisión, sólo se debatió el proyecto que mayoritariamente respaldaba el oficialismo, que ratificaba la resolución 125 del Ministerio de Economía y que creaba un régimen destinado a otorgar compensaciones a pequeños productores de soja o girasol de la cosecha 2007/2008.

La iniciativa preveía también la creación del Fondo de Redistribución Social con la finalidad de financiar la construcción, ampliación, remodelación y equipamiento de hospitales públicos y centros de atención primaria de salud; la construcción de viviendas; la construcción de caminos rurales y el fortalecimiento de la agricultura familiar.

El 50 por ciento de los fondos iban para la construcción de hospitales; un 20 por ciento para viviendas; otro 20 por ciento para caminos rurales; y un 10 por ciento para la agricultura familiar.

Al defender el proyecto oficialista, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Fabián Ríos, dijo que «es necesario respetar las decisiones que se toman en ámbitos democráticos» y afirmó que «las retenciones son sustanciales para este modelo económico que votó la gente».

«Estamos tratando la rentabilidad de un sector y por el otro lado está el gobierno que representa a todos», señaló el senador por Corrientes al explicar los alcances del dictamen de mayoría sobre las retenciones a las exportaciones de cereales.

A su turno, la presidenta de la Comisión de Agricultura, Silvia Giusti, remarcó que «el proyecto tiene como uno de los objetivos principales el desacople de los precios internos con los externos de los alimentos» y que «esto se regula con el sistema de compensaciones y reintegros».

Por su parte el senador Carlos Reutemann dijo que «quiero dejar en claro que de ninguna manera me opongo a las retenciones.

Sé que son un factor de equilibrio social, que muchos países la emplean como Rusia y como China».

Finalmente, el radical pampeano Juan Carlos Marino, vicepresidente de la Comisión de Agricultura, pidió «gravar la renta financiera, entre los que se encuentran algunos pooles de siembra».

El debate siguió su curso durante toda la jornada de ayer y hasta la madrugada de hoy y durante el mismo hicieron uso de la palabra la mayoría de los senadores presentes dando su posición a favor y en contra del proyecto.

Casi en el final quienes le dieron el tono político al debate fueron los jefes de los bloques del Frente para la Victoria Miguel Pichetto y de la UCR Ernesto Sanz.

El cierre del debate llegó pasadas las 4 de la mañana y fue definido luego de dos votaciones que resultaron igualadas en 36 votos por lo cual se recurrió de acuerdo al reglamento al voto del presidente del Senado quien desempató y su voto resultó definitorio para rechazar la media sanción que tenia el proyecto.