·

Retenciones en el Senado: Los votos fueguinos pueden ser decisivos

Hasta el momento existirían 31 votos seguros en contra del proyecto oficial de retenciones móviles agrícolas (necesitan 37). En tal escenario, la decisión final que tome la senadora María Rosa Díaz, al igual que otros cinco representantes, puede ser decisiva.

El proyecto oficial de retenciones móviles fue firmado ayer por 9 de los 15 integrantes de la Comisión de Agricultura del Senado. Se trata de los senadores Silvia Giusti (FpV-Chubut); Nicolás Fernández (FpV-Santa Cruz); Jorge Colazo (Unidad Federalista-Tierra del Fuego); Marita Perceval (PJ-Mendoza); Carlos Torres (PJ-Misiones), Daniel Pérsico (FpV-San Luis), Luis Viana (FpV-Misiones) y Ada Iturrez de Capellini (Frente Cívico por Santiago-Sgo. Del Estero).

La firma número nueve fue la de la senadora pampeana Silvia Gallego (PJ-La Pampa), quien fue tentada por el oficialismo para alinearse con el proyecto oficial (el mandato de Gallego vence en 2009).

Esta semana el presidente del bloque justicialista de la Cámara de Diputados de la provincia de La Pampa, Daniel Lovera, indicó que “ya vimos que en la Cámara de Diputados (de la Nación) ningún legislador pampeano votó a favor del mantenimiento de la resolución 125, fundamentalmente porque no hace diferencias para provincias marginales como la nuestra” y agregó que el proyecto oficial de retenciones “no contempla las realidades económicas de la provincia de La Pampa”.

Sin embargo, aparentemente la senadora Gallego considera que el proyecto oficial de retenciones –que al día de ayer fijaba un alícuota móvil del 48,1% en soja y del 41,2% en girasol– sí contempla la realidad económica de La Pampa.

Los restantes integrantes de la comisión de Agricultura de la Cámara baja que no aceptaron firmar el proyecto oficial fueron Juan Carlos Marino (UCR-La Pampa); Carlos Reutemann (PJ-Santa Fe); Juan Pérez Alsina (Renovador de Salta); María Sánchez (UCR-Corrientes); Norberto Massoni (UCR-Chubut); y José Martínez (ARI-Tierra del Fuego).

En tanto, en la comisión de Presupuesto del Senado el proyecto oficial de retenciones recibió las firmas de 7 senadores de un total de 15 legisladores que integran dicha comisión. Se trata de Fabián Ríos (FpV-Corrientes); Nicolás Fernández (FpV-Santa Cruz); José Mayans (FpV-Formosa); Guillermo Jenefes (FpV-Jujuy); José Pampuro (Fpv-Buenos Aires); y Nancy Parrilli (FpV-Neuquén).

Por su parte, el senador Marcelo Guinle (PJ-Chubut) puso su firma en el proyecto pero con disidencia parcial (es decir, que está conforme con el proyecto en general pero no en particular con uno o varios artículos del mismo).

Los integrantes de la comisión de Presupuesto que no votaron a favor del proyecto oficial fueron Ricardo Sanz (UCR-Mendoza); Delia Pinchetti (Fuerza Republicana-Tucumán); Pablo Verani (Concertación-Río Negro); Juan Carlos Romero (PJ-Salta); Roy Nikisch (UCR-Chaco);

Gerardo Morales (UCR-Jujuy); María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica-Ciudad de Buenos Aires); y Roxana Latorre (PJ-Santa Fe).

Tal como está la situación al momento, el kirchnerismo no tiene los votos suficientes en la comisión de Presupuesto para lograr un dictamen de mayoría del proyecto oficial (el reglamento del Senado establece que para que un despacho alcance mayoría debe contar con las firmas de la mitad más uno de los miembros de cada una de las comisiones a las que fue girado).

Sin embargo, al lograr dictamen de minoría (junto a las demás propuestas alternativas), la iniciativa oficial de retenciones móviles sería de todas maneras el primer proyecto en ser tratado en el recinto al tener la mayor cantidad de firmas.

Los otros dos dictámenes presentados ayer fueron los elaborados por el radical rionegrino Pablo Verani (firmado también por la correntina María Sánchez) y la iniciativa elaborada por los senadores santafesinos Reutemann y Latorre.

Los integrantes de las fuerzas de la oposición que integran ambas comisiones tiene un proyecto propio avalado por los bloques de la UCR, Coalición Cívica, Fuerza Republicana, PJ-San Luis, Frente Cívico de Catamarca y el Frente Nuevo de Córdoba.

El plazo para presentar proyectos alternativos en ambas comisiones vence el lunes al mediodía. Si la iniciativa del bloque opositor aún no fue presentada formalmente, es porque este fin de semana los senadores de las fuerzas opositoras que integran ambas comisiones (Marino, Massoni, Sanz, Morales, Pinchetti, Nikisch y Estenssoro) intentarán acercar posiciones con los justicialistas independientes (Reutemann, Latorre y Romero), los radicales K (Verani y Sánchez), Pérez Alsina del partido Renovador de Salta y José Martínez del ARI de Tierra del Fuego. La idea es evaluar la posibilidad de consensuar un proyecto único.

La sesión para tratar los proyectos de retenciones tendrá lugar el miércoles de la semana que viene (en primer lugar se trataría la iniciativa oficial por tener la mayor cantidad de firmas y luego, si esta no es aprobada en el recinto, sería tratado el o los siguientes proyectos con dictamen de minoría según la cantidad de firmas).

Si suponemos que el miércoles se presentarán en el recinto los 72 senadores que conforman la Cámara baja, la oposición necesitará al menos 37 votos para rechazar el proyecto oficial de retenciones móviles. En caso de empate (36 versus 36) será el vicepresidente de la nación y presidente del Senado, el mendocino Julio César Cobos, el encargado de definir el resultado. En caso de que Cobos no esté presente en la sesión, la tarea recaerá en el presidente provisional del senado: el kirchnerista José Pampuro.

En caso de que un senador no se presente a la sesión del miércoles o bien se presente pero se abstenga en la votación, en ese caso se requerirán 36 votos para obtener un resultado favorable (está claro que en las actuales circunstancias una ausencia o bien una abstención equivalen a realizar un voto afirmativo por el proyecto oficial de retenciones móviles).

Además de los senadores que ayer optaron por no firmar el proyecto oficial en el plenario de comisión, los restantes legisladores que se negarán a aceptar la propuesta K son los siguientes: Alfredo Martínez, Arturo Vera y Luis Petcoff Naidenoff (UCR); Samuel Cabanchik (Coalición Cívica-Ciudad de Buenos Aires); Oscar Castillo y Teresita Colombo (Frente Cívico de Catamarca); Roberto Basualdo (Frente Producción y Trabajo-San Juan); Carlos Rossi (Partido Nuevo-Córdoba); Rubén Giustiniani (Socialismo-Santa Fe); Hilda González de Duhalde (PJ-Buenos Aires); Liliana Negre de Alonso y Adolfo Rodríguez Saá (PJ-San Luis); Carlos Menem (PJ-La Rioja); Carlos Salazar (Fuerza Republicana); Elena Mercedes Corregido (PJ-Chaco); Juan Carlos Romero y Sonia Escudero (PJ-Salta); y Rubén Marín (PJ-La Pampa).

Es decir: hasta el momento puede decirse que existen 31 votos seguros en contra del proyecto oficial de retenciones móviles agrícolas. En tal escenario, la decisión de 6 senadores será clave para definir el resultado final.

Uno de ellos es el cordobés Roberto Urquía (Fpv), quien en estos momentos debe estar maldiciendo el día en el que decidió involucrarse en la actividad política nacional.

Urquía es uno de los propietarios de la empresa Aceitera General Deheza y es uno de los pocos senadores que conoce bien los efectos que el sistema de retenciones móviles ocasionará al sector productivo y comercial granario argentino. Si vota a favor del proyecto oficial o se abstiene, las redes de confianza sobre las cuales se sostienen los negocios de AGD podrían verse seriamente perjudicadas. Si vota en contra, la Oncca tiene diversos instrumentos a su disposición (como las compensaciones o las autorizaciones de embarques) para complicar la operatividad y los números de su empresa. Todo un dilema.

Por otra parte, no se conoce qué posición tomará la senadora María Rosa Díaz (ARI-Tierra del Fuego), quien estaría siendo tentada por el kircherismo para votar a favor del proyecto o al menos abstenerse de votar. Por esas casualidades de la vida, María Rosa nació en la localidad santafesina de Firmat (una importante zona agropecuaria) y se radicó en Tierra del Fuego a los 34 años de edad.

Otro voto en duda es el de Emilio Rached, integrante del Frente Cívico por Santiago (Santiago Del Estero). Todos los diputados de este frente votaron a favor del proyecto oficial y también lo hará la senadora del mismo partido Ada Iturrez de Capellini. No es casual.

El radical K y gobernador de Santiago del Estero Gerardo Zamora ordenó expresamente a todos sus legisladores que se alinearan con el gobierno nacional. Pero aún no se sabe si Rached responderá al mandato partidario o a sus propias convicciones.

Rached es un hombre que conoce bien la relación entre el agro y la dinámica de los pueblos del interior. En 1995 fue elegido intendente de la ciudad de Pinto y ejerció ese cargo durante diez años consecutivos. Entre 1997 y 2005 tuvo una activa participación en la Comisión Directiva de la Federación Argentina de Municipios (FAM). Es además socio fundador de la Asociación para el Progreso del Sudeste Santiagueño y creador de un “Programa de Recuperación de Pueblos en Riesgos de Desaparición”.

En tanto, tampoco se conoce qué posición tomará el senador catamarqueño Ramón Saadi (cuyo mandato vence en 2009).

Otro voto desconocido es el del senador Horacio Lores, perteneciente al Movimiento Popular Neuquino y alineado con el actual gobernador de esa provincia Jorge Sapag, quien a su vez está alineado con el gobierno nacional.

Por último, la senadora Isabel Viudes del Partido Nuevo de Corrientes (fundado por el ex gobernador correntino Raúl «Tato» Romero Feris) recibió claras instrucciones de todos los dirigentes de su organización partidaria para que votase en contra del proyecto oficial. Sin embargo, Viudes (cuyo mandato vence en 2009) estaría siendo seducida por el kirchnerismo.

Fuente: www.infocampo.com.ar