·

El polémico discurso del diputado Sciutto

Hizo uso de la palabra cuando ya casi concluía el debate acerca de las retenciones móviles. Aseguró que el gobierno federal está atento a las necesidades de la provincia y formuló un extraño paralelismo entre la situación en la isla y el panorama nacional.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Sr. Sciutto.- Señor presidente: desde hace más de cien días venimos arrastrando este conflicto originado en la decisión adoptada por el Poder Ejecutivo nacional que ahora estamos debatiendo. A partir de ese conflicto se ha querido establecer una diferenciación entre los que están con el campo y los que no están con el campo.

Después de largas reflexiones y con total conciencia quiero decir, señor presidente, que estoy con el campo. (Aplausos.)

– Aplausos en las galerías.

Sr. Sciutto.- Estoy con el campo popular, con el campo de los que trabajan, con el campo de quienes no tienen privilegios. No nos confundamos; el campo popular también está conformado por los pequeños agricultores, por quienes poseen pequeñas explotaciones familiares y por los indígenas, que vinieron a contarnos la realidad de sus economías regionales.

Por otra parte, no puedo dejar de recordar que durante estos cien días los argentinos tuvieron que sufrir los cortes de ruta. Allí estaban los dueños de los campos, los arrendatarios y los arrendadores, mientras que los peones permanecían tranqueras adentro trabajando, sembrando, cosechando y guardando para afrontar las especulaciones que más tarde se produjeron.

Tampoco puedo dejar de hablar del desabastecimiento que debieron sufrir los argentinos, quienes se dirigían a las góndolas de los comercios y las encontraban vacías.

Tenemos la suerte de que actualmente el contexto internacional nos está favoreciendo. Países como China e India están demandando cada vez más soja, necesitan de nuestros granos.

En este contexto también tenemos que mencionar las malas cosechas que se han dado en países que son productores circunstanciales, pero que han hecho elevar el precio de la soja a niveles que algunos decían eran imposibles, como llegar a los 600 dólares.

Asimismo, hay fondos buitres que se han escapado de burbujas financieras de otros países y han venido a invertir en < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Argentina en estos fideicomisos, que indudablemente están haciendo un mal a diferentes sectores.

Por cada hectárea de soja hoy tenemos una hectárea menos de otro cultivo y menos explotaciones ganaderas. Nuestras vacas de cría están siendo llevadas hacia los peores campos, los que tienen la peor alimentación. Tanto es así que en el último servicio se ha detectado un 20 por ciento menos de preñez por el diagnóstico de tacto. Esto se debe a que las vacas engordan y se mantienen, pero como me decía un profesor de la Facultad, la ovulación es un lujo y tienen que estar bien alimentadas. Así hemos perdido en esta temporada más de un millón de animales, y digo esto en mi condición de veterinario.

– Manifestaciones en las galerías.

Sr. Presidente (Fellner).- La Presidencia solicita al público asistente a las galerías que guarde silencio.

Sr. Sciutto.- El 11 de marzo del corriente año, como parte de las políticas públicas se dictó la famosa resolución 125, que estableció las retenciones que se aplican sobre rentas extraordinarias con el objeto de ser redistribuidas entre todos los argentinos.

El mensaje ha sido muy claro: todos los argentinos merecen tener lo que les corresponde de esa renta extraordinaria.

– Manifestaciones en las galerías.

Sr. Sciutto.- En este debate se dijeron muchas cosas, como por ejemplo que este proyecto se aprobaría en esta Cámara sin ningún tipo de discusión. Algún diputado dijo que esto se trataría como un asunto de una escribanía en un procedimiento al que sólo le faltaría el “doy fe”. Todos damos fe aquí de que durante más de una semana –por no decir una semana histórica en este Congreso de la Nación todos tuvieron oportunidad de decir lo que querían. Cada uno de los sectores involucrados pudo hacer uso de la palabra en las reuniones celebradas.

Por eso pregunto a los señores representantes de la mesa de enlace si aceptarán lo que el Congreso de la Nación decida en breves minutos.

– Manifestaciones en las galerías.

Sr. Sciutto.- Yo espero que sí. En verdad, con las modificaciones que se ha propuesto introducir en este debate abierto hoy pueden estar tranquilos los pequeños y medianos productores…

– Manifestaciones en las galerías.

Sr. Sciutto.- Este es un proyecto por el cual ellos no tendrán más inconvenientes. En cambio, los grandes pools de siembra sí deberán pagar lo que les corresponde: el 44 por ciento.

De acuerdo con lo expresado por el presidente de nuestro bloque, el 85 por ciento de los productores agropecuarios no está incluido, lo que me lleva a anunciar que votaré por la afirmativa este proyecto. (Aplausos.)

– Aplausos en las galerías.

Sr. Sciutto.- Quiero destacar también que tenemos un gobierno fuerte que toma decisiones en el contexto que le corresponde y con el poder que le otorga el resultado de las últimas elecciones.

Provengo de Tierra del Fuego, una provincia donde no hay soja, pero en la que apreciamos cuál es el contexto general del país, donde la redistribución de la riqueza se da en forma federal.

Cotidianamente en los diarios de mi provincia veo que por parte de los ministros y la gobernadora, que no es del signo político del gobierno nacional, se anuncia que se van a hacer mil casas, que se entregan ambulancias, que se pide ayuda financiera, y este gobierno ha estado siempre presente. En ese sentido, varias veces ha sido la presidenta la que fue a Tierra del Fuego y eso muestra que aquí no hay distinciones políticas.

– Manifestaciones en las galerías.

Sr. Sciutto.- Estoy seguro que todos los diputados de Tierra del Fuego van a acompañar esta iniciativa porque saben que más allá de estar en una isla, no podemos vivir en una isla política.

Para terminar, para aquellos que entiendo deben ser solidarios, quiero parafrasear estos versos del Martín Fierro para que reflexionen: “Los hermanos sean unidos/ porque esa es la ley primera/ tengan unión verdadera/ en cualquier tiempo que sea/ porque si entre ellos pelean/ los devoran los de afuera.”

Se los digo a ustedes, señores de la Sociedad Rural. (Aplausos.)

– Aplausos y manifestaciones en las galerías

Sr. Presidente (Fellner).- La Presidencia ruega a la barra una vez más que guarde silencio y la exhorta a enrollar las banderas.

Manifestaciones en las galerías.

(Texto tomado de la versión taquigráfica en Cámara de Diputados. Fuente: semanario parlamentario)