·

Se impuso la amnistía, pero la pelea sigue

El Congreso del PJ aprobó por mayoría simple la amnistía con antigüedad, pero la minoría niega su derrota porque asegura que se necesita mayoría agravada para avalar la reforma. La interna partidaria quedó confirmada para noviembre.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El Congreso partidario del Partido Justicialista no pudo cerrar el debate abierto en torno a la propuesta de admitir el regreso de los afiliados que renunciaron, reconociéndoles la antigüedad que tuvieron durante su militancia anterior. La propuesta de “jubileo” se impuso por 31 votos a 23, con lo que obtuvo mayoría simple, lo que dejó la polémica abierta y probablemente sujeta a resolución judicial.

El sector perdidoso considera que la amnistía constituye una reforma a < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Carta Orgánica y por lo tanto no puede ser llevada adelante sino por mayoría agravada. Para los que ganaron la votación –por el contrario- sólo se trata de una cláusula transitoria (que se aplicaría exclusivamente en la próxima elección) por lo que la diferencia de ayer sería definitiva al fin propuesto. La polémica sigue abierta y algunos consideran que habrá planteos ante la Justicia para resolver el diferendo.

El mismo resultado (mayoría simple, 31 votos a favor, 23 en contra) se registró para dirimir la propuesta de bajar el piso de integración del 15% al 5%. En este caso, hubo coincidencia en que se requería mayoría agravada (la propuesta implicaba modificar la Carta Orgánica) por lo que no prosperó la reforma.

Elecciones en noviembre

Por otra parte, y en cuanto al tema fundamental, el Congreso Peronista ratificó (por 53 votos a 1) la fecha de elecciones partidarias fijada para el 16 de noviembre, lo que marca el inicio de una importante puja por el control del partido.

En ese sentido, hay dos sectores claramente alineados, el del oficialismo que agrupa a los viejos dirigentes y al sector renovador (que se opuso a la amnistía) que pretende desplazar totalmente a la vieja conducción.