·

Nadal destronó a Federer en Wimbledon

El español se impuso al suizo, número uno del mundo, es la final más larga de la historia del césped londinense, por 6-4, 6-4, 6-7, 6-7 y 9-7. Dos veces el match estuvo suspendido por lluvia.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El español Rafael Nadal jugó este domingo uno de los mejores partidos de su carrera para adjudicarse el abierto de tenis de Wimbledon, tras vencer en la final al número uno del mundo, el suizo Roger Federer, por 6-4, 6-4, 6-7 (5-7) y 6-7 (8-10) y 9-7.

Nadal, número dos del ranking mundial y campeón por primera vez en el césped de Wimbledon, venció a Federer, «dueño» del césped en los últimos tiempos, luego de cuatro horas y 48 minutos, en lo que fue la final más larga de la historia de este certamen.

Con esta victoria el español le cortó a Federer una racha de cinco títulos en forma consecutiva en Wimbledon y además un invicto de 65 partidos ganados de manera seguida sobre césped, que incluyen cinco triunfos en el torneo de Halle.

En cuanto al ranking, el suizo se mantendrá en el primer lugar del escalafón que ocupa desde 2004, pero con Nadal cada vez más cerca.

El español se convirtió además en el primer tenista en ganar en el mismo año Roland Garros y Wimbledon desde que el sueco Bjorn Borg lo hiciera en 1980.

Nadal había «humillado» hace quince días a Federer en la final de Roland Garros al superarlo por 6-1, 6-3 y 6-0 pero el suizo era el gran favorito en la superficie que mejor le sienta: el césped.

Sin embargo, Nadal, que venció a Federer en 12 de los 18 encuentros que disputaron, venía de perder dos años consecutivos la final de Wimbledon y este año su adaptación al césped londinense era superlativa.

Nadie le había quebrado el saque a Federer en todo el torneo y Nadal lo consiguió cuando el suizo sacó por segunda vez en el partido, en una clara demostración de lo que sería la final. Ese quiebre le permitió a Nadal llevarse el primer ya que Federer no pudo hacer lo mismo, pese a que contó con chances en el cuarto y décimo juego.

En el segundo parcial, Federer salió decidido a arriesgar más y la estrategia le dio resultado porque tras quebrarle el saque en el segundo juego, comenzó a sumar games y tomó una ventaja de 4-1.

Pero Nadal jamás se dio por vencido y tras quebrarle el saque en el séptimo y noveno juego pasó arriba en el marcador y luego selló el segundo set con su saque ante la atónita mirada de los más de 15.000 espectadores que llenaron el court central del All England Club.

(Telam)