·

ATSA arregló dejando afuera a los profesionales

El gremio de la Sanidad acordó un aumento salarial con el gobierno y suspendió el paro anunciado. El arreglo deja explícitamente congelados ítems que sólo cobran los profesionales, que se declararon en estado de alerta y movilización.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El Ejecutivo Provincial arribó a un acuerdo con ATSA en materia salarial -Ad Referéndum de la gobernadora Fabiana Ríos y de la asamblea del sector- y descomprimió el conflicto registrado en los hospitales públicos de Tierra del Fuego.

Según consta en el acta firmada por ambas partes, se establece la incorporación de 50 pesos al básico desde mayo pasado a noviembre, y un incremento de 100 pesos en diciembre, aclarándose que dichos incrementos no serán tenidos en cuenta para el cálculo de los ítems ‘Dedicación Exclusiva’, ‘Responsabilidad Profesional’ y ‘Guardia Pasiva Alto Requerimiento’ (adicionales que sólo integran la plantilla salarial del personal profesional, no así el de enfermeros y auxiliares).

El secretario de Informática y Comunicaciones, Guillermo Gómez, confirmó el acercamiento de posiciones con el sindicato de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Salud, e indicó que “el acuerdo es muy similar con el logrado con la conducción de ATE, que implica un monto de siete millones de pesos para redistribuir en el sector en forma progresiva, hasta fin de año”.

Tras recordar que el convenio salarial debe ser ratificado por los trabajadores y la gobernadora, Gómez estimó que “entre el jueves y el viernes tendríamos una reunión para firmar el compromiso definitivamente”.

El funcionario remarcó que con la firma del acta “logramos la pacificación del sector de la salud en la Provincia”, aunque observó que “a partir del próximo año se discutirá –dentro de las paritarias y del debate del presupuesto- la incorporación al básico del monto faltante”.

El prosecretario gremial de ATSA, Jorge Saravia, confirmó el acuerdo logrado con el Ejecutivo, consistente en “la equiparación de los escalafones, como venimos reclamando desde hace un año. Pero hoy estamos ante un principio de acuerdo en esta materia, y mañana lo vamos a trasladar a las bases para que sean los compañeros quienes determinen si cubren sus expectativas”.

El sindicalista celebró “el reconocimiento del desfasaje en los escalafones, por parte del Gobierno; pero la discusión se planteó sobre la implementación de medidas para subsanar la desigualdad, y es justamente en este aspecto en el que nos estamos poniendo de acuerdo”.

Saravia comentó que mañana a primera hora celebrarán sendas asambleas en los hospitales públicos de Ushuaia y Río Grande, y que de prestarse conformidad con el acta firmada hoy levantarán automáticamente el paro de actividades dispuesto para esa jornada.

Por su parte, la Asociación de Profesionales (que ya había anunciado no se plegaría a un eventuial paro decretado por ATSA, emitió por la tarde un comunicado anunciando que se declara en estado de alerta y movilización.

El texto del comunicado expresa que La Asociación de Profesionales del Hospital Regional Río Grande SUSPENDE el paro de actividades anunciado para el día 25 de junio de 2008, SIN RENUNCIAR a la EQUIPARACION SALARIAL CON EL ESCALAFON SECO, y se declara en estado de ALERTA Y MOVILIZACION”.

“Esta Asociación hace saber que, por las actuaciones realizadas al día de la fecha, no se halla representada por ninguna de las asociaciones gremiales que están negociando con el gobierno la equiparación salarial con el escalafón seco solicitada, las que claramente lejos de defender los intereses de los profesionales nos discriminan en todo acuerdo logrado, como así también lo hace el gobierno”.

“Es necesario recordar que los profesionales hemos sido postergados en muchas ocasiones por distintos gobiernos y vemos como nuevamente se nos posterga. Consideramos que el habernos formado durante años, la necesidad de capacitación continua, la responsabilidad que implica la atención de pacientes, debe ser reconocida y no castigada como sucede con el aumento acordado entre el gobierno y A.T.E. Por todo ello, solicitamos UN TRATO IGUALITARIO con el resto de las categorías, y manifestamos nuestro desacuerdo, malestar y rechazo al acuerdo gobierno-A.T.E. como así también a cualquier futuro acuerdo que nos discrimine y establezca diferencias con el resto de los agentes de la sanidad”.