·

Crisis habitacional: Ríos culpó a los intendentes

La Gobernadora defendió la protección que el gobierno provincial otorga a los usurpadores de terrenos y culpó de la emergencia habitacional a los municipios “que no se comprometieron”. Criticó también la gestión de 7 años del IPV.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La gobernadora Fabiana Ríos sostuvo que la ley de emergencia habitacional “tiene que servir para ir regularizando y resolviendo situaciones que son de una gravedad enorme, que tiene que ver con la posibilidad de las personas de tener una vivienda”.

La titular del Ejecutivo fueguino opinó que “el objetivo de la ley no se cumplió aún porque fue planteado sin la participación de otras organizaciones con incidencia concreta en los hábitos urbanos, y que no se comprometieron con lo que planteaba la emergencia habitacional, y hablo concretamente de los municipios”.

Ríos reconoció la necesidad de “inversión en infraestructura y en planificación urbana” para solucionar la problemática habitacional que se registra, pero señaló que en ese sentido el Gobierno está planteando el Plan Plurianual de obras “que fija como prioridades de este año todas las ejecuciones en materia de infraestructura, con más de 200 millones de pesos”.

Precisó que en ese plan “hay obras que tienen que ver con el saneamiento, red de agua potable, cloacas, redes de gas, entre otras”.

Ríos dijo que “esto lo he hablado largamente con los legisladores, los intendentes y los concejales”, porque “si entendemos que la emergencia habitacional debe darnos la posibilidad de ir solucionando esta problemática, la norma se constituirá en una herramienta útil”.

“Nosotros tenemos normas que dicen que los terrenos no pueden adjudicarse si no tienen los servicios esenciales”, observó, para anotar por tanto que “la ley podría ser el paraguas que nos permita entregar terrenos provisoriamente y sin la totalidad de los servicios, posibilitando el ordenamiento y una programación a largo plazo”.

La mandataria provincial consideró que “desde esta perspectiva podemos ordenar el tema habitacional y mejorar la precariedad de vida de las personas, ‘parando la pelota’ y con la participación de todas las instituciones”.

“Lo que no podemos es seguir prorrogando las emergencias, si no que debe tener un límite y permitirnos dar un orden a las cosas”, sostuvo, porque “el problema de los asentamientos urbanos en Tierra del Fuego es histórico”, y entendió que “en algunos casos tiene que ver con el desprecio de las normas, y en otros con el hecho de quien ve que cumpliendo las normas no accede a un espacio donde vivir”.

En ese sentido opinó que “hay una reconstrucción cultural que debemos encarar como sociedad, porque todos debemos entender que el respeto a las normas debe tener una consecuencia, que en este caso sería de acceso al espacio”.

Ríos comentó que “personalmente fui muy criticada por algunas organizaciones que agrupan a las personas de los Asentamientos Humanos que tenemos, porque dije que uno puede decidir ocupar en condiciones irregulares pero que hacerlo implica la baja automática del listado del IPV”.

Críticas de Finis Terrae

Sobre las críticas de la titular de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la ONG Finis Térrae, Graciela Ramaciotti, la Gobernadora manifestó que “no me sorprende su beligerancia porque es una persona que ha venido sosteniendo esa postura a lo largo de los años con relación a las ocupaciones”.

De todos modos dijo que “tomo el planteo que hace como el reclamo de una persona que representa a un sector de la sociedad que está en desacuerdo con las ocupaciones ilegales”, y remarcó que “yo también lo estoy; pero como gobernadora tengo la obligación de dar respuestas a un problema que involucra a personas que realmente existen”.

Además aseguró que la extensión de certificados de domicilio y provisión de servicios “no avala la ocupación de la tierra”, y remarcó que “la ilegalidad del asentamiento no le quita a las personas el carácter de seres humanos, más allá de que a alguno le gustaría que así sea. Es lo mismo que se pretendiera que no se les dé agua a los presos que están en la cárcel”.

Recordó que “hay chicos viviendo en esos lugares, y darles agua y luz no legalizarlos sino darles una calidad de vida que le corresponde un ser humano ¿O quieren que la gente viva en una cucha? ¿O consideran que el chico tiene que ser un NN porque el papá ocupó irregularmente un espacio?”

Por otro lado dijo que “espero que Ramaciotti me diga cuál es el funcionario del ARI que ocupa tierras ilegalmente, como denunció públicamente en febrero pasado, prometiendo dar el nombre y no lo hizo”.

Además cuestionó que la dirigente social haya dicho que la gobernadora firmó un decreto para extender certificados de domicilio a ocupantes de Asentamientos Humanos, “cuando eso salió por Resolución del Ministerio de Gobierno, estableciendo de qué manera se lleva adelante”.

Si bien aseguró que “respeto profundamente la trayectoria de Ramaciotti, a pesar de disentir con ella en algunas cosas, y coincidir en otras”, Ríos observó que “no puede decir graciosamente cosas de mi gestión sin poder sostenerlas”.

Ni una casa en 7 años

En cuanto a las críticas del sector político en materia de obras de infraestructura, observó que “si uno piensa en las veces que anunciaron construcción de viviendas creería que tenemos 5 mil casas más de las que tenemos”.

“Antes que anunciar hay que poder hacerlas, porque estuve recorriendo el Río Pipo (Ushuaia) y recién se terminaron de hacer sorteos del Plan Arraigo del 2001. Pero resulta que quieren hacer creer que los que no sabemos gestionar somos nosotros”, se quejó.

“Que nos expliquen los experimentados qué hicieron para no tener una casa más en los últimos 7 años”, ironizó.