·

Sutef y el gobierno no agotan las chicanas

En el marco de la conciliación obligatoria, desde ambos sectores se sigue abonando la discusión banal. Hoy se reúnen para continuar las negociaciones salariales.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Representantes del gobierno provincial y del sindicato docente continuarán hoy con el debate por la cuestión salarial, en el marco de la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo.

El clima, en tanto, sigue siendo de enfrentamiento dialéctico y cruce de bravatas, que hacen dudar de que el arreglo final se encuentre cercano, tal como se afirma desde el ministerio de Educación.

Por un lado, el sindicato criticó agriamente el anuncio de que se pagará por decisión unilateral el aumento dispuesto por el gobierno, que va de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />200 a 500 pesos según el nivel de ingreso de cada docente. El pago, que se hará efectivo por planilla especial el próximo miércoles, renovó las recriminaciones de la dirigencia del Sutef que anunció que denunciará la disposición como una “violación a la conciliación obligatoria”.

El reproche fue respondido en tono mordaz por el secretario de Educación. Según la información oficial suministrada desde el gobierno, Daniel Masnú desafió al sindicato a “pedir que se suspenda el beneficio”.

En otro orden, Masnú anunció que el ministerio de Educación pedirá formalmente en el seno de las paritarias que el SUTEF suspenda “inmediatamente” la realización de asambleas en las escuelas, dado que “estamos en conciliación obligatoria y esas reuniones constituyen una medida de fuerza”.

Masnú señaló que “en este caso no se trata de asambleas extraordinarias ni especiales, que tenga que ver con una situación particular, sino que son permanentes; y eso desvirtúa el concepto de la conciliación obligatoria”.