·

Asumió Vargas el ministerio de Educación

El sucesor de Rabassa juró hoy como titular de la cartera educativa. También se sumaron al gabinete Daniel Ravaglia, Alberto Noal y Cristina Argañaras.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La gobernadora Fabiana Ríos tomó juramento hoy a Darío Vargas como ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología; a Daniel Ravaglia como secretario de Relaciones Institucionales; Alberto Noal como subsecretario de Trabajo y Cristina Argañaras como subsecretaria de Nivel Medio y Superior.

El acto se llevó a cabo en el Salón Blanco de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Casa de Gobierno y contó con la presencia del vicegobernador Carlos Bassanetti; ministros, secretarios, legisladores y autoridades provinciales.

El Ministro de Educación ratificó que su gestión “continuará los lineamientos iniciados por el doctor Jorge Rabassa, y a la vez, tratando de potenciarlos” con la idea de “buscar acuerdos, para que transcurra normalmente lo que queda del año,”.

Vargas subrayó además que desde el Ejecutivo “continuaremos abiertos al diálogo” para con el sindicato docente “analizando todas la alternativas posibles que beneficien a toda la comunidad”.

En relación al equipo de trabajo que lo acompañará señaló que no realizará cambios significativos, evaluando en los próximos días como quedará conformada la estructura política del Ministerio, “para que los resultados del trabajo cotidiano puedan ser los que la sociedad está esperando”.

Por su parte el nuevo secretario de Relaciones Institucionales, Daniel Ravaglia, explicó que su función “será la de nexo entre el Gobierno con las ciudades de Río Grande y Tolhuin, los concejos deliberantes y municipalidades, tratando de aceitar los mecanismos para facilitar las gestiones”.

En tanto, el flamante subsecretario de Trabajo, Alberto Noal, manifestó que su arribo a esa cartera apunta a “fortalecer el área, dándole un nuevo dinamismo”, toda vez que “la estructura actual se encuentra con fallas de comunicación interna y sin misiones ni funciones claras”.

En ese sentido, sostuvo la necesidad de “optimizar los recursos humanos y tecnológicos ya existentes, para brindar un mejor servicio hacia la comunidad laboral”.

(Fuente: Gacetilla de Prensa Gobierno TdF)