·

No encuentran remedio para la calle Pellegrini

Concejales de Río Grande discutieron ayer acerca de aportar una salida a las numerosas quejas de comerciantes de la zona, que se consideran perjudicados por el cambio ordenado por el Municipio. Desecharon, por ahora, la posibilidad de suspender la medida, pero no surgen alternativas válidas para arrimarse a una solución.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Concejales de Río Grande prosiguieron este martes con el análisis de temas vinculados a la problemática vial urbana, sin poder arribar a conclusiones válidas acerca del conflicto planteado en la zona de calle Pellegrini.

En presencia del director de Inspección General, Jaime Alderete, los ediles Rodríguez, Longhi, Boyadjian, Ojeda y Montero prosiguieron debatiendo (en el marco de las comisiones de Mediación e Inclusión social y de Legislación e Interpretación) posibles salidas al conflicto suscitado desde que el Ejecutivo decidiera imponer sentido único de circulación a la crucial arteria que separa los barrios Mutual y Chacra II.

Considerando que existe para estudio de los ediles un proyecto que impulsa suspender la medida del Municipio hasta que se realice un profundo estudio sistemático sobre la zona, la posibilidad fue finalmente desechada, aunque no surgieron otras alternativas que cuenten con consenso.

Al respecto, el concejal José Ojeda (PJ) sostuvo que “se han presentado diversas posiciones y tal vez para la próxima sesión tengamos algo definido” pero destacó que “lo que nosotros entendemos y sostenemos es que, cuando realizamos la modificación, la realizamos en base a un motivo lógico, que fue presentado y solicitado por el Ejecutivo Municipal, el cual se basó y fundamentó en la necesidad de implementar medidas de seguridad vial, lo cual fue considerado y aprobado en por los Concejales de la gestión pasada”.

Recordó Ojeda que “en aquella oportunidad, nosotros presentamos una alternativa, que era la de implementar el estacionamiento de una sola mano, pero el Ejecutivo, nos esgrimió todos sus fundamentos los cuales consideramos reales y concretos, por lo cual avanzamos en esa norma” y destacó que “hoy se nos presenta desde el Municipio, un pedido de suspensión, pero sin ningún tipo de fundamento, o al menos no se hace mención a la necesidad de mejorar y preservar la seguridad vial, como si lo fue el motivo del cambio de sentido”.

El Concejal del PJ admitió que “la zona de la calle Pellegrini, es muy compleja, es muy difícil beneficiar o al menos conformar a todos y por ello continuamos discutiendo y analizando esta situación, para encontrar tal vez un plan integral vial que sea una solución concreta y segura para todos los vecinos”.