·

Boca se despidió de la Copa

El conjunto dirigido por Carlos Ischia perdió 3 a 1 con Fluminense en el Maracaná y no jugará la final de la Libertadores. Palermo marcó el único gol argentino. Fluminense deberá definir con Liga de Quito.

< ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Fluminense derrotó este miércoles a Boca Juniors por 3 a 1 y lo eliminó de la Copa Libertadores de América, en la instancia semifinal.

Washington, Ibarra en contra y Dodó anotaron los goles del “Flu”, Palermo, había puesto en ventaja a Boca. Todos los tantos fueron en el segundo tiempo.

El encuentro se disputó en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, ante 80.000 espectadores, con el arbitraje de Carlos Torres, de Paraguay.

Fluminense disputará la final del máximo torneo continental frente a Liga Deportiva Universitaria de Quito, Ecuador, que este martes eliminó al América de México.

En el partido de ida, jugado en el estadio de Racing Club, donde Boca fue local, habían empatado 2 a 2.

Con firme decisión, conscientes de sus virtudes futbolísticas salieron “Flu” y Boca. De esa manera el partido tuvo mucha movilidad y equilibrio. El local mostró el esquema del que suelen hacer gala los equipo brasileños, con las constantes proyecciones de sus laterales.

Boca, en tanto, se movió al compás de Riquelme, a pesar de la marca de Arouca. Y en la primera pelota que tocó, Román habilitó a Jesús Dátolo, que definió mal. Replicó Fluminense a los 10 minutos y Washington desperdició una clara situación, ya que su derechazo pasó por arriba del travesaño.

Cerca del gol volvió a estar Boca a los 18’ , pero Palermo no pudo darle bien al balón y su disparo cruzado se fue afuera junto al palo derecho de la valla carioca. Poco después, un cabezazo de Martín fue controlado por Fernando Henrique.

Con Riquelme y Dátolo en buena sintonía, respaldados por el conocido tesón de Battaglia, y con Palacio y Palermo moviéndose con criterio por el frente de ataque, el conjunto que dirige Carlos Ischia dominó al “Flu” durante gran parte del primer período.

Luego de un tiro libre desviado de Thiago Neves, una lucida maniobra de Dátolo, por el sector izquierdo, culminó con un centro que conectó Vargas , quien le pegó “mordido” y la pelota terminó en las manos del arquero local.

Casi dos minutos demoró la ejecución de un tiro libre favorable al “xeneize”; finalmente, el remate de Riquelme se fue por encima del horizontal y el saldo fue de dos jugadores de Fluminense amonestados (Washington y Arouca). Y a los 40’ Fernando Henrique contuvo un cabezazo de Palermo.

Un balón que recuperó Dátolo, ni bien comenzó la segunda etapa, derivó en un pase de Riquelme para Palermo, cuyo débil tiro controló Fernando Henrique.

Insistió el ”xeneize”, aunque Fluminense, en un contraataque, estuvo cerca de ponerse en ventaja con un zurdazo rasante de Cicero, a los 6 minutos. Volvió a fallar Cicero a los 11, en otra ofensiva de los cariocas.

Y a los 12 minutos Boca pasó a ganar. Un centro de Dátolo encontró a Palermo sin marcas y el goleador definió con un cabezazo hacia abajo.

Sin embargo, en una jugada con pelota parada, un recurso siempre a mano de los equipos brasileños, Washington estableció la paridad a los 17’.

Para Boca fue volver a empezar. Sabía que el empate lo dejaba afuera de la Copa y por eso pugnó por el segundo gol. Jugó “a lo Boca”, una expresión archiconocida, que una cobró actualidad en la noche del miércoles en el Maracaná.

Más allá de las ganas de Boca, una acción desafortunada lo dejó en desventaja a los. 25 minutos. Remató defectuosamente el argentino Conca y la pelota dio en el “Negro” Ibarra y se metió en el arco de Migliore. Luego, en dos oportunidades, Dodó despilfarró sendas chances.

Con el ingreso de Boselli por Morel Rodríguez el “xeneize” puso tres en el fondo y tres adelantes. De ese modo insistió en procura del empate en un partido que por entonces era sumamente intenso.

Dodó selló definitivamente al suerte de Boca en la Libertadores con el tercer gol, a los 47 minutos, después de capitalizar un balón que perdió Palacio. Cayó Boca en el Maracaná y se despidió de la Copa Libertadores.

(Fuente: Telam)