·

Las quejas por la Terminal llegaron al Concejo

Titulares de empresas de transporte de media distancia denunciaron diversas dificultades para desarrollar la actividad en la Terminal. Los concejales prometieron gestiones para reencauzar la prestación del servicio otorgado al concesionario de la Terminal.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

En el Concejo Deliberante se llevó a cabo una reunión entre concejales y representantes de las empresas de transporte de colectivos de media y larga distancia. El encuentro sirvió para que los empresarios hicieran conocer a los ediles las dificultades que actualmente complican las operaciones en < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Terminal de ómnibus de la ciudad.

Los concejales Boyadjian, Pagella y Moreira recibieron las quejas de representantes de las empresas de transporte Líder, Montiel, TAQsa & Marga; Buses Pacheco y AFG, que han sido obligadas a operar desde la nueva estación, situada en Finocchio y Obligado.

Los empresarios remarcaron su predisposición a utilizar las instalaciones de la terminal (explotada por capitales privados) pero advierten que las condiciones edilicias y las instalaciones de la Terminal no alcanzan a satisfacer la demanda operativa.

Los transportistas manifestaron que la Terminal no cuenta con todas las medidas de seguridad necesarias, como tampoco es suficiente el lugar para instalar los boxes de cada empresa; los espacios para el ascenso y descenso de pasajeros en plataforma, sala de espera, lugar para bultos o encomiendas, en tanto que un amplio espacio del edificio está siendo utilizado por un pub. Calificaron, además como “arbitraria” la tarifa impuesta por el concesionario y reclamaron que se cumplimenten formalidades comerciales como la firma de un contrato.

Respecto de lo conversado, el concejal Raúl Moreira aclaró que “por el momento” las empresas de transporte “no deben pagar nada por operar en la Terminal porque hay un vacío legal porque para establecer los cánones se requiere de una Ordenanza de Doble Lectura con Audiencia Pública”, especificó.

Por su parte, la edil Miriam Boyadjian se refirió al anuncio hecho desde el Ejecutivo, en cuanto q que se les prohíbe a los transportistas seguir efectuando el servicio “puerta a puerta”. Contrariando lo dicho por el director de Inspección General, Boyadjian aclaró que por el momento “no está prohibido brindar este servicio” aunque subrayó que es necesario “trabajar en la reglamentación para que existan reglas claras” para de esta manera “establecer la tarifaria y los mecanismos de este servicio”.

(Informe e imagen: Prensa Concejo Deliberante)