·

Roland Garros: Gran jornada de los argentinos

Ganaron seis de los siete tenistas que se presentaron en Francia. Nalbandian derrotó a Berlocq, por 6-2, 6-4 y 6-1, y se metió en la segunda ronda. También avanzaron Acasuso, Del Potro, Decoud, Máximo González y Schwank. El partido de Chela quedó para mañana

Ganaron seis de los siete tenistas que se presentaron este domingo, entre ellos David Nalbandian y los debutantes Eduardo Schwank y Sebastián Decoud, quienes eliminaron al español Carlos Moya y al belga Olivier Rochus.

El lunes se presentaran siete argentinos, puesto que Gisela Dulko deberá continuar su encuentro y Juan Ignacio Chela no pudo jugar por la lluvia, y además, Guillermo Coria, quien regresa tres años después de su última participación, se medirá con el español Tommy Robredo.

Con un gran marco de espectadores se jugaron pocos partidos (32) en solamente ocho canchas, uno de los encargados de abrir el torneo fue David Nalbandian (6to preclasificado), que en el court Suzanne Leglend enfrentó a otro argentino, Carlos Berlocq, quien pese al esfuerzo y las ganas nada pudo hacer con la solvencia del cordobés, que se llevo una cómoda victoria por 6-2, 6-4 y 6-1.

La única opción que tuvo Berlocq (25 años y 83 del mundo) fue en el segundo set, donde aprovechó los numerosos errores no forzados de Nalbandian para emparejar el juego, pero fiel a su estilo, el unquillense cerró con categoría el parcial.

Semifinalista en París en 2004 y 2006, Nalbandian, quien ya luce recuperado de una molestia en su brazo derecho, tendrá como rival el miércoles en segunda ronda al local Jeremy Chardy, quien ingreso por una invitación y superó al portugués Frederico Gil 6-3, 6-2 y 7-6 (1).

El argentino más regular del momento, Eduardo Schwank (74), protagonizó la gran sorpresa de la jornada al eliminar al mallorquín Carlos Moya, ex numero 1 del mundo y campeón en Paris en 1998, por 7-6 (4), 6-2, 6-7 (1), 4-6 y 6-3 en 3h58 minutos.

Con un comienzo a gran nivel Schwank logró imponer su ritmo y saco de si a Moya quien no dudo en gritar «pero de donde salió este tío con este nivel», provocando las risas del público, en su mayoría hispanos, de la cancha 2.

Tras ganar los dos primeros sets, el rosarino se resintió de un pinzamiento en la espalda que arrastraba del Challenguer de Burdeos, y pese a que Moya emparejo las acciones, el argentino no se aminaló y cerró el quinto set con autoridad.

De esta forma, el oriundo de Roldan, en las afueras de Rosario, encadeno su 19na victoria seguidas, fruto de sus tres títulos en los Challenger de y Burdeos, donde un incendio en el hotel en el que se alojaba termino con todas sus pertenencias.

A los 22 años, Schwank, entrenado por Javier Nalbandian, enfrentará el próximo miércoles al ganador del partido entre el español Marcel Granollers y el alemán Michael Berrer.

Otra grata sorpresa estuvo a cargo del mas francés de los argentinos, Sebastián Decoud, quien en un maratónico partido (3h54m) no se achicó ante el clima adverso en un estadio colmado por simpatizantes belgas y ante su mal comienzo para derrotar a Olivier Rochus (66) por 3-6, 6-4, 6-4, 6-7 (8) y 6-1.

Inclusive, Decoud, 248 del mundo y que ingresó como perdedor afortunado, no se cayó tras haber perdido el tie-break en el cuarto set y haber cedido su servicio en el inicio del quinto.

En su primer Roland Garros, Decoud sacó a relucir todo su temple y encadeno seis games consecutivos para redondear un triunfo notable para asegurarse 23.760 euros, el mayor premio de su carrera y que equivale al 40% de las ganancias logradas en su carrera (100.000 dólares).

Decoud se medirá en segunda ronda con el murciano Nicolás Almagro, que se deshizo sin inconvenientes del serbio Boris Pashanski en tres sets.
Otro tandilense (hay cuatro en París) que avanzó fue Máximo González (137), quien pese a ganar los dos primeros sets también necesito de cinco sets para doblegar al imprevisible croata Roko Karanusic por 6-3, 7-5, 4-6, 3-6 y 6-2en 3h34m.

’Machi’ González, que esta año jugo la final del Challenguer de San Remo, se cruzará con el ganador del choque entre el ruso Mickael Youzny y el alemán Benjamín Becker.

Por su parte, Juan Martín del Potro superó en el court número 2 al local Josselin Ouanna (227) por 6-2, 6-3 y 6-2, pero pese al marcador el tandilense debió batallar para imponerse ante un especialista en polvo de ladrillo. Del Potro espera por su rival en segunda ronda, que saldrá del choque entre el chipriota Marcos Bagdatis y el italiano Simona Bolelli.

El misionero José Acasuso domino sin inconvenientes al eslovaco Dominio Hrbaty por 6-4, 6-2 y 6-4 y ahora enfrentará al escocés Andy Murray, que elimino al local Jonathan Eysseric en cinco sets.

Mientras que la única mujer argentina que se presento este domingo,Gisela Dulko, deberá esperar hasta el lunes para concluir su encuentro ante la italiana Sara Eran, quien lideraba el marcador por 4-6, 6-4 y 3-1 cuando la lluvia obligó a suspenderlo.

Además, de Dulko, mañana se presentaran seis argentinos, puesto que el partido de Juan Ignacio Chela ante el gigante estadounidense John Isner (2m05) fue reprogramado por falta de luz.

La jornada la abrirá Guillermo Coria a las 11 (6 de Argentina) en el court central ante el español Tommy Robredo.

A la misma hora Sergio ’Escopeta’ Roitman se medirá con Guillermo García López y Guillermo Cañas ante el estadounidense Wayne Odesnik y Maria Emilia Salerni contra la rusa Anastasia Pavlyuchenkova y no antes de las 15 (10) Martín Vasallo Arguello se cruzara con el español Feliciano López.

También el lunes debutaran además el español Rafael Nadal, dominador absoluto en polvo de ladrillo y que buscará en Paris su cuarta corona consecutiva, frente al brasileño Thomaz Belluci y el número uno del mundo, el suizo Roger Federer ante el estadounidense San Querrey.

El martes será el turno de Agustín Calleri frente al estadounidense Mardy Fish, Juan Mónaco con el sueco Robin Soderling y Diego Junqueira ante el local Adrian Mannarino.

No obstante, el servicio meteorológico francés anuncia lluvias hasta el jueves, por lo que los organizadores comienzan a temer por el normal desarrollo de la primera semana de competencia.

Entretanto, el toque emotivo de la jornada fue la despedida del brasileño Gustavo Kuerten, quien lejos de su nivel cayó sin atenuantes frente al local Paul-Henry Mathieu en tres sets.

Tras ser ovacionado por las 14.845 personas que colmaron el court central Phillippe Chatrier, «Guga» recibió un trofeo de vidrio con las diferentes capas que integran las canchas de polvo de ladrillo de Roland Garros.

Fuente: Telam