·

Torneo Clausura: Ischia, “La pelea por el título se volvió mucho más difícil”

El entrenador de Boca, Carlos Ischia, reconoció que su equipo quedó lejos de los punteros, luego de la derrota ante Estudiantes de La Plata (1-0), y hasta se animó a mencionar candidatos: “Creo que Estudiantes y River van a estar con más chances en el campeonato, porque salieron de la Copa", opinó

El entrenador de Boca Juniors, Carlos Ischia, admitió que después de la derrota de este domingo ante Estudiantes (1-0), en el estadio Ciudad de La Plata, «la pelea por el título se volvió mucho más difícil».

«Fue un partido que Estudiantes manejó en el primer tiempo, cuando a nosotros nos costó mucho llegar. Pero en el segundo mejoramos y tuvimos tres ocasiones muy claras para convertir», remarcó el técnico boquense.

«Pero en una pelota parada nos marcaron y ya no hubo nada que hacer. Todas las derrotas duelen, pero todavía estamos cerca de Estudiantes cuando restan 15 puntos, aunque ahora va a ser más difícil», admitió.

Después Ischia entró en una comparación muy puntual sobre este último tópico. «Con San Lorenzo también perdimos por una jugada aislada y de igual manera le ganamos a River», analizó.

«Lamentablemente hoy, en nuestro mejor momento llegó el gol de ellos. Pero no es cierto que estemos sintiendo el cansancio de los dos torneos, porque también tuvimos nuestras opciones y fuimos superiores en el segundo tiempo, cuando más se podría sentir el desgaste», argumentó.

Después tuvo tiempo para quejarse del árbitro porque «antes del corner que terminó en el gol de Estudiantes, hubo falta a (Mauricio) Caranta. (Héctor) Baldassi influyó en el resultado», apuntó.

«Pero se perdió y ahora creo que Estudiantes y River van a estar con más chances en el campeonato porque salieron de la Copa», comentó.

Sobre la ausencia de Juan Román Riquelme resaltó que no jugó porque «tiene un golpe en el gemelo derecho y había que preservarlo para el miércoles con Atlas. No podíamos arriesgarlo, porque además tiene una hematoma en el aductor de la misma pierna y eso es preocupante», reflejó Ischia.

Por su parte el volante Fabián Vargas admitió que el partido se perdió «por una distracción en una pelota parada». El colombiano cometió una innecesaria falta que derivó en el corner previo al gol de Estudiantes.

Síntesis, Estudiantes – Boca< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

En el comienzo, Boca salió a buscar el partido, con Jesús Datolo muy participativo sobre el costado izquierdo.

Roberto Sensini estrenó dibujo táctico con enganche, Iván Moreno y Fabianesi, con Diego Galván y Enzo Pérez (por la izquierda) como mediocampistas externos.

La intención del entrenador “pincharrata” de ubicar a Moreno y Fabianesi como enlace fue, sin dudas, aprovechar la ausencia de Sebastián Battaglia en Boca y ganar las espaldas de su reemplazante, Fabián Vargas, con menor capacidad de quite que el santafesino.

Paulatinamente, el mediocampista español se transformó más en un tercer atacante por su característica de volante que aparece por sorpresa, que en un distribuidor de juego.

Por su parte el paraguayo Edgar González fue el volante más retrasado y estuvo atento a los movimientos de Leandro Gracián, a quien aisló del circuito ofensivo “xeneize”.

Estudiantes inquietó a través de tiros de esquina, ganando en el juego aéreo en el área de Mauricio Caranta, pero Claudio Morel Rodríguez resultó clave para despejar el peligro.

La situación de gol más clara fue una media vuelta de Moreno y Fabianesi, que rechazó Caranta, luego de un error en la salida de Morel Rodríguez.

El local dominó terreno de juego y pelota, ante un Boca que lució cortado en el medio y que extrañó lógicamente a Juan Román Riquelme.

En el cuarto de hora final de la etapa, Boca presionó más en la salida y trató, con poco éxito, de generar acciones de riesgo a partir de la recuperación del balón en tres cuartos de cancha.

No obstante, el conjunto de Carlos Ischia recién llegó al arco de Mariano Andujar en el cuarto minuto de descuento, con un remate de Vargas desde afuera del área que se fue cerca del palo derecho.

En el segundo tiempo, Estudiantes retocó su sistema al adelantar a Verón como un segundo enganche al costado de Moreno y Fabianesi.

Pero fue Boca el que generó la primera situación de riesgo del segundo tiempo, gracias a un error de Marcos Angeleri.

Rodrigo Palacio capturó la pelota, eludió a Andujar, pero no pudo evitar que el balón se fuera del campo de juego.

Sin la generación de juego de Gracián, Boca apeló a un cambio de frente de Datolo desde la izquierda para Pablo Ledesma, cuyo derechazo fue despejado angustiosamente sobre la línea.

Como de costumbre, Estudiantes reaccionó por intermedio de Verón, con un remate desde afuera del área que Caranta envió por encima del travesaño.

Más por actitud que por juego, Boca se mostró superior a Estudiantes en los primeros 15 minutos de la etapa final.

Sensini intentó cambiar de tres cuartos de cancha hacia delante con los ingresos de un enganche natural, Lucas Wílchez por Galván y de Mauricio Carrasco (con el antecedente de dos goles en dos partidos entrando desde el banco) por un inexpresivo

Pablo Luguercio.

Ischia se cansó de la apatía de Gracián y mandó a la cancha a Cristian Chávez para tratar de elaborar jugadas. El juvenil pidió la pelota y tuvo la movilidad que le faltó al ex Vélez Sarsfield.

Estudiantes, con dos jugadas de pelota detenida consecutivas, abrió el marcador a los 30 minutos.

Un tiro libre de Verón se desvió en la barrera y exigió al arquero de Boca, que envió al córner. El centro posterior, desde la derecha, enviado por la “Bruja”, fue bajado de cabeza por Leandro Desabato para Ezequiel Maggiolo, quien con otro cabezazo convirtió junto al palo izquierdo de Caranta.

En desventaja, Ischia apostó al vértigo de Neri Cardozo por un Ledesma más vinculado con la recuperación, mientras que Datolo retomó el protagonismo de los primeros 5 minutos de juego.

La defensa de Estudiantes lució firme en cada intento desesperado de Boca por lograr el empate.

El conjunto platense mantuvo la punta y dejó atrás por un momento la amargura por la eliminación en < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Copa Libertadores a manos de la Liga de Quito, mientras que Boca quedó a 4 puntos de la cima y apunta sus cañones al primer partido de cuartos de final ante Atlas, el miércoles próximo.

Fuente: Telam