·

Para Aramburu las medidas de fuerza de ATE son “desproporcionadas”

El ministro de Gobierno Guillermo Aramburu calificó como “una medida de fuerza desproporcionada” al paro de actividades que lleva adelante en Río Grande el sector de la lista Azul de la ATE, en medio de la campaña por las elecciones en el gremio.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Los afiliados de ATE se encuentran punto de ir a las urnas el próximo fin de semana, para elegir la nueva conducción del gremio. Dentro del fuerte enfrentamiento en que se dirime la disputa, se han diferenciado claramente dos sectores, el de la lista Azul (ligada al Intendente de Río Grande) y < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Verde, cercana a los intereses del gobierno provincial.

Es la primera la que está impulsando por estos días todas las medidas de acción directa contra el gobierno de Fabiana Ríos, por lo que el ministro de Gobierno Guillermo Aramburu salió a criticar el procedimiento dispuesto por los sindicalistas, aunque refiriéndose estrictamente al “sector Azul” del movimiento sindical.

Aramburu calificó como “una medida de fuerza desproporcionada” al paro de actividades “que lleva adelante en Río Grande el sector de la lista Azul de la ATE”, según se informó a través de la secretaría de Relaciones Institucionales del gobierno provincial.

El ministro consideró las medidas de fuerza “desproporcionadas” aunque asumiendo que “el reclamo pueda ser legítimo”, reprochando que en la demanda gremial “no se tiene en cuenta la delicada situación económica que transita la Provincia”.

De acuerdo al parte oficial, el funcionario advirtió que “este tipo de medidas, lejos de ayudar, lo que hacen es perjudicar a la comunidad en general”, habida cuenta que “las medidas de fuerza no se adoptan contra esta gestión sino contra la sociedad”.

Aramburu sostuvo que el paro de ATE “trasciende el reclamo de los empleados públicos”, toda vez que “ya hubo paro en las escuelas de Río Grande y se le está acrecentando el daño a los chicos”.

El titular de la cartera política del Gobierno invocó “la responsabilidad de los actores sociales”, y advirtió que “esto no recae solamente en el Poder administrador sino también en la oposición, y las entidades sindicales. Es decir que nos comprende a todos”.

En ese sentido consideró que “el camino elegido (por la gente de ATE) no es el más óptimo para resolver las cuestiones coyunturales que tiene la Provincia”.

Por otro lado recordó que el Gobierno, a instancias de la entidad sindical, “tuvimos reuniones en las que propiciamos el estudio de la planta orgánica del estado, mediante una comisión conformada por ambas partes”.

En ese ámbito, dijo, “ATE solicitó que se le acerque toda la información que tenemos, y así lo hicimos porque nos pareció razonable. Pero igualmente ellos se levantaron de la mesa de diálogo de manera unilateral y decidieron continuar con las medidas de fuerza”.

“Por eso es que reclamamos una actitud responsable de los actores sociales”, señaló, para asegurar luego que “nosotros estamos absolutamente abiertos al diálogo, y así lo hemos manifestado en varias oportunidades, desde que asumimos la gestión”.