·

Otra millonaria Inversión en el Parque Industrial

La firma israelí Electro inauguró su planta en Río Grande, para ensamblar acondicionadores de aire hogareños. La instalación demandó diez millones de dólares y permitirá la incorporación de 80 operarios.

La firma de origen israelí Electro inauguró oficialmente este miércoles su planta en Tierra del Fuego, la tercera a nivel mundial para ensamblar acondicionadores de aire en Argentina, cuya instalación demandó diez millones de dólares y permitió la incorporación de 80 operarios. < ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La compañía cuenta con otras 5 plantas productivas alrededor del planeta. De ese total, tres emprendimientos se dedican a la elaboración de sistemas industriales en Francia (dos plantas en funcionamiento) e Italia. El establecimiento ubicado en Río Grande se suma a los que el grupo israelí Airwell ya cuenta en China e Israel, convirtiendo a < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Argentina en la plataforma elegida para los productos hogareños en la región.

La fábrica de Electra, que demandó una inversión inicial de u$s10 millones, ocupa una superficie de 5.000 metros cuadrados. Representa la punta de lanza de la estrategia comercial de Electra a nivel local, cuyo principal objetivo consiste en alcanzar una facturación de 30 millones de dólares durante este 2008.

La planta tendrá como finalidad la fabricación de todas las partes frigoríficos que conllevan los equipos, y allí se realizará el ensamblado metalmecánico.

Tierra del Fuego concentra hoy toda la producción de aire acondicionado en Argentina.

En las nuevas instalaciones la compañía, que en el ámbito mundial factura u$s600 millones, prevé alcanzar una producción de 180.000 equipos de aire acondicionado por año.

La inauguración del emprendimiento representa la punta de lanza de la estrategia comercial de Electra a nivel local, cuyo principal objetivo consiste en alcanzar una facturación de 30 millones de dólares durante este 2008.

“La planta tendrá como finalidad la fabricación de todas las partes frigoríficos que conllevan los equipos, y se realizará allí el ensamblado metalmecánico. Se trabajarán algunos materiales como el cobre y se terminarán de armar las unidades”, explicó Eduardo Bianconi, presidente de Electra Argentina.

“Las instalaciones, además, estarán entre las más modernas de la Argentina y, probablemente, de América del Sur. Y los productos que vamos a producir en Tierra del Fuego tienen una alta eficiencia energética”, añadió.

Con relación al por qué de la inversión en Río Grande, el ejecutivo remarcó las ventajas del parque industrial ubicado en nuestra ciudad. “En este territorio resultó más sencillo conseguir que se aprobara el proyecto y, por otro lado, Tierra del Fuego concentra toda la producción de aire acondicionado”, dijo.

“La fábrica está construida sobre un terreno de 15.000 metros. Si bien la ocupación inicial es de 5.000 está prevista una futura ampliación. Lo evaluaremos a mediados del año próximo”, precisó.

Bianconi aseguró que a lo largo de los meses también se irá incrementando la dotación de personal. “Empezaremos con 70 personas trabajando en un primer tramo, pero esperamos llegar a las 80 en cuatro meses como máximo”, comentó.

El ejecutivo destacó que el grupo profesional que estará al frente de la nueva planta “fue entrenado en las otras fábricas que la compañía posee en Israel y China”.

“Además, el personal tuvo una formación especial en Toyota, Japón, vinculado a la aplicación de mejoras continuas en lo que es calidad de productos”, mencionó.

Sustituir importaciones

Según Bianconi, las instalaciones en Río Grande forman parte del intento de Electra por sustituir la importación de equipamiento.

“Hasta hoy somos la compañía que mayor cantidad de unidades de aire acondicionado trae al país. Desde hace años queremos cambiar eso, y ahora podremos hacerlo merced a la nueva fábrica”, comentó.

Con una facturación de u$s15 millones en 2007, la compañía apuesta al trabajo cercano con instaladores de la marca y cadenas de electrodomésticos como fórmula para acrecentar su volumen de negocios.

“A nuestros clientes llegamos a través de especialistas en la instalación de nuestros equipos. Tenemos 200 instaladores de los cuales 25 manejan Electra House, esto es, comercios minoristas exclusivos de la marca y con los cuales hacemos campañas en conjunto”, detalló.

La estructura comercial de Electra se completa con la llegada al cliente a través de grandes cadenas de electrodomésticos.

“Tenemos cobertura en todo el país –siguió Bianconi– y una parte de nuestros productos la comercializamos a través de Frávega y Garbarino. Estamos evaluando incorporar otras cadenas en el futuro”.

Competencia

El permiso de instalación en la zona más austral del mundo llegó a la firma en 2006, luego de que un decreto (el 490) del ex presidente Eduardo Duhalde abriera la puerta a nuevas industrias, en el marco de lo que establece la normativa del Mercosur, que «fabriquen productos que no compitan con empresas ya instaladas en el territorio (continental) argentino».

Al momento, todas las empresas dedicadas a la producción de aparatos de aire acondicionado se encuentran también radicadas en Tierra del Fuego.

Con esta inversión, la firma Electra planea recuperar la participación total en el mercado perdida durante la crisis: su «market share» pasó de diez a tres por ciento.

De esta manera, y de cara al Bicentenario, la empresa prevé alcanzar un nivel de producción de 180.000 equipos anuales. En tanto, este año se conformará con tocar los 50.000 y facturar unos 30 millones de dólares.

Eduardo Bianconi, gerente general de Electra Argentina, en diálogo con Télam, aseguró que la facturación durante el año pasado fue de 15 millones de dólares, superior a los 10 millones previos a la crisis y bastante más de los 3 millones de 2002.

«Al momento de la crisis se pensó que era una más y que era buen momento para incrementar nuestro posicionamiento», asegura el ejecutivo a la hora de explicar por qué decidió Elco Holding ese momento para quedarse con 100 por ciento del paquete accionario de Tecno Aire, que pasó a ser una subsidiaria de Electra.

Lo cierto es que parece no haber sido una mala decisión, ya que con el fuerte incremento en la producción desde 2003 hasta la fecha, la empresa ahora busca subir la apuesta y deja de importar sus productos para producirlos acá y luchar de igual a igual con las marcas Sanyo, BGH y Noblex.

«La política de impulso al consumo que llevó adelante el gobierno favoreció a todas las industrias», resalta el directivo, quien -aseveró- será recibido este viernes por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La empresa, con presencia en el país desde 1993, suma así su tercera planta a nivel mundial y aspira a igualar para el próximo año sus precios con los de sus competidores gracias a las ventajas arancelarias que otorga la provincia de Tierra del Fuego.

El marco de preferencia contempla la exención de aranceles para los insumos importados -hoy es de 20 por ciento-, del IVA para los productos que se fabriquen en la isla y se vendan en el territorio nacional y del impuesto a las ganancias.

«Esto permitirá un ahorro de al menos 40 por ciento en la producción que tendrá su correlato en la venta al público», dijo Bianconi, quien no obstante alertó sobre el posible efecto «compensador» que tendrá el incremento en el valor de los insumos, especialmente en el precio del cobre. La compañía sólo utilizará un 10 por ciento de insumos locales.

De esta manera, Electra se convierte en la quinta empresa que se instala en Tierra del Fuego bajo un régimen especial arancelario desde el decreto de ex presidente Duhalde sobre un total de 70 proyectos aprobados.

(Fuentes: Télam/Infobae Profesional- Patricio Eleisegui)