·

Un tribunal pide a Oyarbide investigar el nexo entre la Triple A y la JSP de Moyano

Lo solicitaron a Oyarbide tres jueces de Mar del Plata. Investigan la desaparición y asesinato de 18 personas en 1975.

Tres jueces de Mar del Plata remitieron su investigación sobre < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Concentración Universitaria Nacional (CNU) –brazo universitario de la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A)– y solicitaron al juez Oyarbide que investigue la presunta vinculación entre esa organización de ultraderecha y la Juventud Sindical Peronista local, liderada a partir de 1972 por el camionero Hugo Moyano. Oyarbide nuclea hoy todas las causas del país referidas a la Triple A. < ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El Tribunal Oral Federal Nº 1 de Mar del Plata pidió al juez Norberto Oyarbide que “investigue exhaustivamente” el presunto vínculo entre la Juventud Sindical Peronista (JSP), liderada en la década de 1970 en esa ciudad por el actual jefe de la CGT, Hugo Moyano, y la Concentración Nacional Universitaria (CNU), una organización de la derecha peronista, estrechamente ligada a la parapolicial Triple A de José López Rega.

La causa, en la que desde hace siete años se investigan 18 desapariciones forzadas y homicidios cometidos por la CNU en Mar del Plata en 1975, fue instruida por los integrantes del Tribunal, Roberto Falcone, Mario Portela y Néstor Parra, quienes remitieron el expediente al Juzgado Federal Nº 5 para que sea incorporado a la causa denominada Triple A.

La CNU operó en la Universidad de Mar del Plata persiguiendo a las organizaciones de izquierda y extendió su accionar al ámbito gremial luego de que Montoneros asesinara el 20 de marzo de 1975 a uno de sus dirigentes, el abogado Ernesto Piantoni, señalado por uno de los testigos como asesor legal de la CGT marplatense. Muchos de los civiles que operaron en la CNU terminaron incorporados al sistema de represión ilegal durante la dictadura militar en distintos servicios de Inteligencia de las Fuerzas.

Para el Tribunal, “tal como se ha señalado en el informe secreto de la Prefectura Naval Argentina, la impunidad con la que actuaron los civiles pertenecientes a la CNU y otros grupos pertenecientes a la Juventud Sindical Peronista en la comisión de numerosos y gravísimos delitos, resultó facilitada por la protección y encubrimiento de las más altas jerarquías militares, policiales y judiciales”. Además, los jueces agregaron que “el anuncio en solicitadas del empleo de la acción directa por parte de la JSP, teniendo en cuenta las decenas de homicidios y atentados producidos en Mar del Plata deben ser indagadas con profundidad, ya que fueron parte del esquema represivo instaurado con el beneplácito del aparato represivo del Estado”.

El entonces dirigente del Partido Socialista de los Trabajadores (PST), Carlos Petroni, sobrevivió a tres atentados de la derecha peronista. Solicitó a la Justicia que cite a declarar a Moyano ya que asegura que el líder camionero y el dirigente local del gremio de la Carne José Miguel Landín “fueron los organizadores de la JSP, grupo que actuó en forma coordinada con la CNU en la represión ilegal”. Petroni denunció esta semana un presunto atentado perpetrado a su hija.

Otro testimonio involucra a la JSP y al propio Landín en torno al caso Roberto Wilson, el empleado de un frigorífico de Mar del Plata secuestrado en febrero de 1976 por un grupo de civiles, entre quienes identificó a miembros del Sindicato de la Carne, a Landín y otros miembros de JSP. Su esposa declaró ante el Tribunal que Wilson había participado de un reclamo salarial junto a un grupo pequeño de trabajadores independientes, previo a su secuestro.

Fuente: Perfil