·

La grave advertencia de los Veteranos de Malvinas

Durante la recordación de la guerra de Malvinas, los ex soldados hablaron de sus viejos reclamos. Pero también de un tema de gravedad institucional, en el marco del Derecho Internacional, que pocos parlamentarios tienen en cuenta.


En el marco de la recordación del 2 de Abril de 1982, el discurso de Osvaldo Hillar (presidente del Centro de Veteranos de Guerra de Ushuaia) tuvo el estilo y el contenido habituales para la ocasión, aunque se refirió también a una cuestión que está íntimamente (y gravemente) relacionada con el reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas, aunque no sean pocos los que quedaron atónitos en su ignorancia frente la somera alusión hecha por el ex soldado.


El párrafo en cuestión del discurso de Hillar se desgranó en los siguientes términos:



(cita textual) “Quiero solicitarles a nuestros parlamentarios que en el año 2009 -más precisamente en mayo- la Argentina deberá presentar ante la Organización de las Naciones Unidas la extensión de más allá de las 200 millas.


Si no lo hacemos, el Reino Unido está claro que avanza a pasos agigantados. Es más, en el año 2007 tuvieron la intención (o tienen la intención) de generar lo mismo la extensión de las 200 millas, hecho que los Veteranos de Guerra y el Pueblo Fueguino y la Nación Argentina no están en condiciones de ceder ni una sola milla; pero si no lo hacemos no vamos a reclamar una soberanía, va a pasar (las Islas Malvinas) a ser un Estado.


Así que, esta institución, es lo que solicita a los señores Parlamentarios y al Gobierno nacional, a que si lo comentamos y lo inculcamos, que Malvinas es una política de Estado, sin tintes políticos, es hora de que nos pongamos a trabajar, los Veteranos de Guerra seguiremos pregonando sobre esto”.



De todos los presentes, seguramente pocos entendieron con claridad a qué se refería el Veterano de Guerra, un tema complejo ligado al Derecho Internacional. Entre ellos, quizá pudo comprender la seriedad del planteo, el ex senador Mario Daniele, quien el año pasado hizo expresión de su preocupación al respecto, aunque no hay noticias de que su discurso haya significado avances concretos en el seno del Congreso Nacional.



La Copla y las 350 millas


El asunto, que involucra al derecho argentino sobre el territorio malvinense (en particular, la plataforma marítima adyacente) nace en una antigua intención, promovida por los países reunidos en la ONU, de fijar derechos soberanos hasta las 350 millas en la zona marítima para todos los territorios del mundo.


El acuerdo para incrementar ese límite, (hasta ahora fijado en 200 millas) ha sido firmado en 1992 en el marco de la Convención sobre los Derechos del Mar. Se estableció que cada país deberá hacer el estudio correspondiente sobre el subsuelo marino adyacente a sus costas, para luego presentar el proyecto de extensión de su dominio hasta las 350 millas. Con ello, cada país aumenta las posibilidades de explotar recursos naturales oceánicos, no en el agua pero sí en el subsuelo marino.



Para tener una idea acerca de lo que se incrementan las posibilidades de explorar territorio soberano, baste decir que la superficie total de Argentina, sumados su territorio continental y el Mar Argentino equivale a 2.780.000 km2. Con la ampliación de las 350 millas, esa superficie aprovechable crecería aproximadamente 1.400.000 km2.


Pero para extender la soberanía hasta la milla 350 es imprescindible completar la compleja prospección pedida por la ONU y acceder a la aprobación del resto de los países. A fin de llevar adelante el estudio correspondiente, en 1997 se creó por Ley Nacional 24815 la COPLA (Comisión Nacional de Límite Exterior de la Plataforma Continental).


En un primer momento, el estudio avanzó sin problemas; pero durante la crisis de 2001 los fondos escasearon y los trabajos quedaron paralizados.


Por medio de la gestión de los Senadores Daniele y Caparrós, en conjunto con otros Senadores patagónicos, se logró reanudar la provisión de fondos para ser girados a Cancillería y darle continuidad al proyecto, cuyo plazo último vence en mayo de 2009 (tal cual advirtió Osvaldo Hillar en la Plaza Malvinas de Ushuaia).


Según explicó el senador fueguino (mc), al diario TIEMPO Fueguino el año pasado, el complejo estudio estaba por entonces a punto de ser terminado, para presentarse ante Naciones Unidas. Al dar este paso, nuestro país se incluiría entre los que completaron los requisitos para demandar derechos sobre las 350 millas circundantes a toda la costa marítima, incluyendo en tal reclamo a las Islas Malvinas.


Este mismo avance ya ha sido acreditado por países como Noruega, Nueva Zelanda, Francia y Brasil. La propuesta argentina contiene -obviamente- a las Islas Malvinas cuyas costas han quedado incluidas en la prospección ordenada por nuestro país.


El peligro latente (y que alguien debería notar, además de los ex Combatientes) es que a la hora en que Inglaterra deba presentar su propio estudio, agregaría a la prospección de sus costas un estudio paralelo efectuado en torno a las Malvinas, en línea con su pretensión colonialista, para reclamar ante la ONU ampliar su zona de dominio para explotar posibles yacimientos de petróleo y gas en el Atlántico Sur.


Si la propuesta se concretara (como sospechan en la Cancillería argentina) la falsa soberanía marítima inglesa alrededor de las islas Malvinas y Georgias se estaría superponiendo con la plataforma continental argentina. Y sería un retroceso enorme en el reclamo diplomático si Argentina no llega a tiempo con su propia propuesta, antes de mayo de 2009.


Este fue, concretamente el aviso que Osvaldo Hillar les estaba dando a los parlamentarios nacionales, incluido el mismísimo presidente del Senado allí presente en la Plaza.



Antecedentes


Creada por ley 24.815, la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) es una Comisión interministerial presidida por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto e integrada por un representante del Ministerio de Economía y otro del Servicio de Hidrografía Naval, cuyo objetivo es elaborar, de conformidad con lo establecido en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR) y en el artículo 6° de la ley 23.968, una propuesta definitiva para establecer el límite exterior de la plataforma continental, que permita a la República Argentina consolidar el ejercicio de los derechos de soberanía sobre los recursos naturales existentes en un vasto territorio -de aproximadamente 1.000.000 de Km2-, reservorio de recursos energéticos de gran importancia desde el punto de vista estratégico y económico.


Para cumplir con su mandato, la Comisión cuenta además con la colaboración de la Secretaría de Estado de Obras Públicas, de la Secretaría de Estado de Ciencia y Tecnología, de la Secretaría de Industria, Comercio y Minería, de la Dirección Nacional de la Carta Geológica y de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales. La COPLA está asistida por una Unidad de Coordinación y una Subcomisión Técnica.



Oscar D’Agostino


odagostino@radiofueguina,.com




Fuentes:


a Diario Tiempo Fueguino – http://www.tiempofueguino.com.ar/cms/tiempofueguino_sp/content/view/1954/41/


a Servicio de Hidrografía Naval – http://www.hidro.gov.ar/Copla/Coplainfo.asp