·

A 4 años de la contaminacion en costa fueguina

Luego de 4 años de la contaminación en la costa fueguina, aún persisten los efectos del derrame petrolero. La acción judicial sigue entrampada porque se pretenden aplicar leyes europeas.

Su desazón porque desde el año 2004 a la fecha no ha habido avances en la demanda judicial interpuesta por el caso del derrame de petróleo que afectó a la costa de Tierra del Fuego, manifestaron los pescadores artesanales unidos de Tierra del Fuego.

El presidente del Sindicato de Trabajadores Independientes de Pescadores Artesanales, Buzos Mariscadores, Asistentes de Buzos, Armadores y Actividades afines de la provincia de Tierra del Fuego, Pedro Villegas Durán, junto al segundo director, Luis Aguilar Gavilán y el socio del sindicato, Claudio Huentelicán, expusieron su aflicción porque no existe mitigación a los efectos adversos para la fauna marina de un extenso sector de la costa fueguina.

“El derrame se produjo el 12 de mayo del año 2004 en la zona de Punta Delgada, frente a bahía Azul y provocó una mancha de contaminación hasta la rampa del terminal marítimo que se volcó a la costa de Tierra del Fuego. La Armada nos avisó a los 3 días que existía el derrame”, recuerdan los trabajadores de mar.

El hecho producido por el rompimiento del casco del buque-tanque francés Berger Nice, que chocó contra el remolcador regional Laredo, fue una tragedia para la flora y fauna marina que hasta hoy también afecta a los pescadores de Porvenir, a los buzos y sus asistentes y hasta a los armadores, ya que el daño acarreó males para toda la gente de mar de la isla, apuntaron los sindicalistas.

Recuerdan que fueron más de de 280 toneladas de combustible las arrojadas al mar y que debido a los daños producidos trataron de negociar con los dueños del barco (de bandera francesa) a través de sus representantes (abogados regionales), sin lograr nada, pues como los seguros de la nave siniestrada son ingleses los aseguradores buscan imponer las legislaciones europeas donde se contrataron las pólizas.

“Quieren pasar a llevar nuestra legislación y a nosotros nos quieren ver como el ‘guáter’ del mundo desarrollado. Pero no vamos a cejar en nuestros derechos y denunciar el tremendo daño medioambiental que asestaron a nuestra propia isla, a toda la biodiversidad, a nuestra labor y por añadidura a nuestras familias”, lamentaron.

Pese a que se ha ido limpiando parte de la costa isleña, aseguran que sigue perjudicada la fauna marítima en una amplia faja entre la isla Magdalena (famoso centro turístico de pingüinos) hasta bahía Gente Grande (en cuyo sector aparece como la más afectada Bahía Felipe), por el corrimiento del petróleo debido a las corrientes y al viento, entre otros factores.

El tema es perjudicial para la actividad extractiva de los pescadores, que están a punto de cumplir 4 años sin ser indemnizados, tiempo en el que fracasó la negociación y presentaron la acción judicial.

“Lo que ellos pretenden es aplicar leyes extranjeras -subrayan los dirigentes- sin hacerse responsables de los daños causados a los recursos pesqueros y a la flora marina. Por eso contratamos al abogado Ignacio Poblete, quien nos está representando desde el inicio del caso. Pero los ingleses quieren que se apliquen sus leyes”.

Cuando sucedió el accidente, al buque lo retuvieron las autoridades marítimas y pagó una fianza para poder zarpar una vez reparado. Como consecuencia de eso quedó una plata depositada, pero como quieren pagar según su legislación han evitado la indemnización pedida en la Causa Rol 02-2004, a nombre de 180 hombres de mar fueguinos.

El informe científico derivado del estudio de derrame de sedimentos marinos obtenido del derrame de petróleo en la zona de bahía Azul, indica que éstos se encontraban a la fecha “muy alterados por hidrocarburos”.

El análisis fue realizado en Primera Angostura del estrecho de Magallanes por el Laboratorio Silob Chile, a 4 meses de ocurrido el accidente de los buques Berger Nice y Laredo y reflejan “una fuerte intervención antrópica”.

Junto con presumir que las concentraciones del combustible hallado sean producto del derrame producido en mayo de 2004, el estudio advierte que los hidrocarburos densos denominados Ifo tienden a solidificarse en contacto con el agua.

Luego forman una capa impermeable “que obstaculiza el paso de la luz solar que utiliza el fitoplancton para realizar el proceso de fotosíntesis, interfiere al intercambio de oxígeno y cubren la piel y branquias de los animales acuáticos, provocándoles la muerte por asfixia”.

Detalla que dicho producto es volátil y se evapora en aguas cálidas o tropicales en 1 ó 2 días, pero en aguas frías -como en este caso- el proceso puede tardar varios meses.

No obstante, como este análisis tuvo lugar a 4 meses de ocurrido, se pudo inferir que los hidrocarburos no corresponden a su fracción “volátil” sino a la de “fijos” a alifáticos, que permanecen en los sedimentos y suelos por períodos que pueden durar años.

El informe científico es concluyente para la etapa de presentación de pruebas del juicio que se sigue contra los propietarios el buque-tanque francés (con seguro de accidentes inglés), por lo que el abogado Ignacio Poblete estima que hay una base sólida en favor de todos los pescadores fueguinos que representa y de Punta Arenas, que se sumaron a la causa.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Fuente: www.laprensaaustral.cl