·

Los alquileres cuadruplican su valor

Lo denunció el presidente Radames Marini de la Unión Argentina de Inquilinos. Dijo que el 0,5 % de suba que marcó el INDEC es una “mentira constante”. “La desvergüenza de los índices oficiales no tiene límites”.

El INDEC informó que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) creció sólo un 0,5% en febrero. Esta devaluación del índice trajo como consecuencia un aumento de la distancia con los alquileres a los que se les estimó un aumento del 2,1% o sea que cuadruplicaron la media de inflación.

Según la fuente oficial el nivel de precios registra un aumento en el año del 1,4% y los alquileres subieron en igual período un 4%.

“La realidad es –según denunció- que los precios han subido mucho más y los alquileres se renuevan al 100% del valor del contrato vencido y con cláusulas indexatorias prohibidas por la ley”.

Esta situación de expulsión de los inquilinos de inmuebles donde no pueden mantenerse ha contribuido al incremento de una demanda insatisfecha inducida por los propietarios de bienes de renta creando un desequilibrio que les permite mantener una actitud abusiva de sometimiento de los inquilinos a los que se les obliga, por necesidad a aceptar condiciones leoninas.

Todo se concreta por la desaprensión del sector público que aparenta no oir los reclamos de la creación de un espacio donde se puedan dirimir las diferencias entre propietarios de bienes de renta e inquilinos respecto del precio y calidad de la locación y de la estabilidad del inquilino en su hogar.

“Esta situación ha determinado a los inquilinos a organizarse para participar activamente de la defensa de sus derechos formando organizaciones en municipios y provincias como el caso de la recientemente creada Unión de Inquilinos de Tierra del Fuego (UITDF) lugar donde concurriremos el 13, 14 y 15 de marzo para llevar nuestra voz de aliento a los inquilinos que se movilizan en los lugares más lejanos de la Patria impulsando la multiplicación de centros locales que los organicen” adelantó.

De igual manera la UAI viene apoyando y respaldando las protestas de consumidores agobiados por una inflación que pretende ocultar el sector público y a jubilados a los cuales se los mantiene con remuneraciones desactualizadas mientras se asume una injustificable jactancia de un superávit previsional al que se le da destino ajeno al sector pasivo.

“Muchos de ellos son inquilinos que, por esas mismas circunstancias no pueden sostenerse en sus hogares.

Sin techo no hay vida” reflexionó Radames Marini.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

Fuente: http://www.argenpress.info/nota.asp?num=052806&Parte=0