·

MotoGP, comienza la temporada 2008

Hoy arranca el primer gran premio nocturno de la historia. Qatar se prepara para hacer historia, pero no es la única, cada piloto quiere protagonizar su propio estallido de luz

Hoy comienza el primer Gran Premio de la historia que se disputará con luz artificial, la carrera inicial del campeonato del mundo de MotoGP. El circuito de Losail, en Qatar, se ha gastado 25 millones de euros para iluminar sus 5.380 metros de longitud, una obra faraónica que para un país del Golfo Pérsico en el que solo viven un millón de habitantes y cuenta con 11.400 kilómetros cuadrados, parece no ser más que una propina, una nimia inversión que les permitirá entrar en la historia del deporte del motor.

Una historia en la que, sin embargo, otros quieren ser los protagonistas: los pilotos. El Mundial de MotoGP se presenta con más candidatos que nunca y todos saben de la importancia de ganar la primera carrera.

Sin embargo, en un GP donde la iluminación artificial puede ser lo más destacado, son muchos los pilotos que se debaten entre la luz y las sombras.

Sombras

“No estoy al cien por cien”, dijo ayer Dani Pedrosa en referencia a la lesión en su mano derecha. “Sí espero estarlo para la carrera de Jerez (el 30 de marzo), necesito ese tiempo para lograr la movilidad al límite en la mano. De momento, tengo algo de dolor y habrá que ver qué pasa en carrera dando tantas vueltas seguidas”.

Pero las dudas físicas no son las únicas del piloto catalán, que este fin de semana tendrá en el garaje una Honda RC212V de 2008 y una de 2007, con la que logró el pasado año el subcampeonato. “Por el momento necesito comparar las dos motos para ver cual será la mejor en el futuro”, aseguró. Aunque, rápidamente aclaró que “para mí mismo no es ninguna excusa, ni la lesión ni la moto, aunque sí tengo muchos problemas que no puedo especificar aquí”.

Otro que vive entre las sombras de la duda es Valentino Rossi, el italiano no ha ido bien en los últimos test de pretemporada y parece que no se está adaptando a sus nuevos neumáticos Bridgestone tan fácilmente como se esperaba. El caso de Rossi comienza a parecer el de Renault en la F1, que en 2007 pasó de Michelin a Bridgestone y aún a día de hoy no se han adaptado.

Luces

Los que sí parece que lleguen a la primera carrera del campeonato irradiando luz son Casey Stoner y Jorge Lorenzo. El australiano parece estar en una forma increíble y su Ducati va mejor que el pasado año, cuando se paseó por el mundial. “Tengo ganas de que empiece la competición, quiero correr la carrera”, repite insistentemente seguro de sus posibilidades.

Lorenzo, por su parte, está jugando un papel inverso al de tiempos pasados, cuando había que frenar su euforia. Ahora es él quien pone el freno. “Yo no me veo tan favorito como dicen muchos ni que mi ritmo de carrera sea tan bueno como se asegura”, dijo ayer el mallorquín. “Mi lema es que no hay nada imposible, pero mi objetivo no es ganar el primer día ni luchar por el título. Debemos esperar a que comience la carrera ya que una vez ahí pueden pasar muchas cosas, yo nunca he tomado la salida en una carrera de MotoGP, ni me he peleado con uno de estos pilotos, ni he tomado la primera curva con estas motos tan grandes… hay que esperar”, insiste. “La primera carrera de MotoGP es como lanzarse al vacío, no sabes qué puede suceder”.

“Personalmente, para mi no han cambiado ni los hábitos ni la forma de hacer las cosas por ser una carrera nocturna, no quiero pensar en lo que puede pasar o lo que no, sólo me concentro en correr”, y advierte: “La gente se piensa que voy a salir el domingo y voy a luchar por la victoria, cuando yo creo que lucharé por ser sexto o séptimo”, aunque acaba: “Nunca me espero nada, lo límites están en la mente”.

Fuente: Sport