·

Llegaron las suspensiones para radicales “k”

El interventor en la UCR fueguina anunció que ingresó a la Justicia Electoral el pedido de suspensión de dos dirigentes radicales que se sumaron al proyecto kirchnerista en las últimas elecciones nacionales. Habría una lista de cien afiliados más que serían sancionados.

A días de haberse anunciado el llamado a elecciones en el distrito fueguino, la conducción nacional de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Unión Cívica Radical comenzó a depurar su padrón de afiliados, sancionando a aquellos que apoyaron abiertamente al peronismo en las elecciones nacionales pasadas.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

A pedido del interventor en el distrito, el presidente de la UCR Gerardo Morales dispuso ayer enviar a la Justicia Electoral la notificación de la suspensión en su condición de afiliados de dos de los dirigentes que adhirieron a la fórmula peronista Cristina Kirchner-Julio Cobos, perjudicando las chances del candidato impuesto por el partido, Roberto Lavagna, quien luego de su derrota también se sumó a las filas del partido gobernante.

Las dos sanciones conocidas anoche recayeron en los empinados dirigentes Alejandro Vernet y Pablo Daniel Blanco, aunque se anunció que serian cerca de un centenar los radicales díscolos que sufrirían la misma sanción.

La situación, que agrega una dosis más de conflictos al ya diezmado partido, es similar a la ocurrida en abril de 2005 cuando (también por manifestar su apoyo al por entonces presidente Kirchner) el ex gobernador radical Jorge Colazo y más de setenta afiliados de su sector fueron suspendidos a pedido de los mismos dirigentes que hoy sufren en carne propia la intolerancia partidaria.