·

Confirmaron el primer caso de fiebre amarilla en el país, lo informó el Ministerio de Salud de la Nación

Es el primer humano afectado, tiene 24 años y está internado en Oberá, fuera de peligro, por su parte desde el Ministerio de Salud de Tierra del Fuego se anunció la disponibilidad de vacunas en nuestra provincia

El ministerio de Salud de la Nación confirmó esta tarde el primer caso de fiebre amarilla en humanos, detectado en un hombre de la provincia de Misiones.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

El director de Prevención de Enfermedades y Riesgos de la cartera nacional, Hugo Fernández, dijo que la persona infectada está en la ciudad de Oberá y «se encuentra bien, fuera de peligro». Afirmó además que el caso forma parte de «otros cien que venimos vigilando».

«Se trata de un caso oriundo de la localidad de San Vicente, internado en el Hospital Semic, de Oberá. Es uno de los 100 casos que venimos vigilando y está relacionado con el trabajo que realiza esta persona», explicó Fernández.

En ese sentido, manifestó que el hombre, de 24 años, se contagió por «el mosquito haemagogus, un mosquito de ecosistema puramente selvático». «Esta persona trabaja en la selva y no estaba vacunado», precisó el especialista.

Por su parte, el ministro de Salud de Misiones, José Guccione, afirmó que las pruebas confirmaron la presencia de la enfermedad y sostuvo que el paciente permanece internado en un centro de salud de la ciudad de Oberá.

Tierra del Fuego dispone de las vacunas contra la fiebre amarilla destinadas a quienes deban viajar a las zonas de riesgo de transmisión: Brasil, Paraguay y el norte argentino. La vacunación, que deberá aplicarse con una anticipación de diez días previos al viaje, es gratuita y se aplica en los hospitales de la provincia.

La subsecretaria de Salud Comunitaria, Nora Guastini, comentó que en Tierra del Fuego “siempre se contó con la vacuna antiamarilica debido a los viajeros y las personas que ingresan por el puerto y necesitan ser inmunizados en forma habitual”.

A partir de la indicación ampliada de vacunación se agotó el stock; pero a través del Programa Nacional de Inmunizaciones, la provincia dispone de una cantidad de dosis para ser aplicadas a las personas que tengan la indicación precisa, “esto, a pesar de las dificultades en la entrega para todo el país, debido a la gran demanda por los casos que se han detectado en el norte argentino y los países limítrofes” señaló Guastini.