·

River acentuó su confusión y apenas empató ante Newell’s

El equipo del ‘Cholo’ Simeone volvió a demostrar que le falta mucho rodaje. En Rosario, exhibió un rendimiento de mayor a menor y hasta pudo perder. El arquero Carrizo fue figura

River es un equipo peligroso, pero en todos los sentidos. Tanto a favor, como en contra, el conjunto que conduce Diego Simeone ofrece emociones en las dos áreas, con aciertos ofensivos y fallas defensivas, que no sólo tienen que ver con su última línea. En síntesis, el equipo ‘millonario’ es una formación ambivalente y descompensada, que lastima y puede salir lastimada en cualquier momento del partido.

Así lo exhibió durante el primer tiempo del encuentro disputado este domingo en el estadio del Parque de la Independencia, en Rosario, donde Abelairas, Ortega, Falcao y Abreu mostraron buenas combinaciones y llevaron mucho peligro contra el arco defendido por el paraguayo Villar, sobre todo en los primeros minutos, y donde también el arquero ‘millonario’, Juan Pablo Carrizo, se convirtió en figura, con atajadas espectaculares para impedir la caída de su valla.

Este River es así. Puede “matar o morir”, en cuestión de segundos. Pudo “matar” con un gran remate de emboquillada de Abreu, a los 5 minutos, que encontró a Villar adelantado y casi se le cuela por encima del cuerpo. La gran reacción del guardavalla para enviar al córner le impidió festejar al uruguayo, en su debut en el torneo Clausura.

A los 9m., una gran jugada de toques precisos y en velocidad, culminó con una habilitación de Buonanotte para Falcao, pero la definición del colombiano fue rechazada con el cuerpo por el arquero, que le ganó el duelo en el ‘mano a mano’. Y sobre los 18m. Ortega desbordó por la derecha y envió un centro al área chica, que no alcanzó a conectar Falcao y que despejó Aguilar, justo cuando Abreu se disponía a convertir.

Entonces aparecieron las descompensaciones de River, que cuando parecía estar más cerca de abrir el marcador, comenzó a sufrir bien cerca de su propio arco: a los 18m. Cabrera envió un centro preciso desde la derecha, Schiavi metió un cabezazo al palo derecho y Carrizo, con una ‘volada’ espectacular y estirando su mano, le ahogó el grito de gol.

Casi no lo dejó reaccionar Newell’s, que a los 20m volvió a complicar con un centro al área, que esta vez cabeceó Spolli y la pelota salió apenas junto al palo izquierdo. Y a los 22m. volvió a estar cerca el equipo local, después de una serie de rebotes dentro del área que finalmente despejó Gerlo.

Fiel a su identidad, en cuestión de segundos River volvió a estar cerca de convertir. A los 37 minutos, un tiro libre de Ortega exigió una buena atajada de Villar, quien dio rebote y a la salida del área, Villagra probó con un remate que se estrelló en el palo izquierdo. Finalmente, a los 42 minutos Falcao quedó otra vez en posición de marcar, pero Schiavi –de gran tarea- alcanzó a taparlo con su pierna.

En el arranque del complemento, se acentuaron las falencias del visitante, mientras que Newell’s se mantuvo firme, con Nicolás Cabrera desnivelando por el sector derecho, apoyado por la recuperación y el despliegue de Bernardello y la presencia siempre inquietante de sus delanteros, Da Silva y Salcedo. Así, Salcedo casi convierte a los 5 minutos, con un derechazo que exigió a Carrizo y un minuto más tarde, Schavi le pegó de media vuelta, pero otra vez controló el arquero ‘millonario’, sin dar rebote.

Lejos de buscar el equilibrio, Simeone redobló su apuesta ofensiva e hizo ingresar al chileno Alexis Sánchez, de pobre actuación en Perú, ante Universidad de San Martín, por la Copa Libertadores, en reemplazo del juvenil Buonanotte, quien -como su equipo- tuvo un rendimiento de mayor a menor. Pero la variante no trajo la solución esperada y, por el contrario, River se fue quedando paulatinamente sin fútbol. Ya ni siquiera arrimó peligro contra el arco de Villar, como había ocurrido en la primera etapa.

A los 31 minutos, entró Rosales por Falcao, pero la confusión continuó siendo el denominador común del juego riverplatense. Como había sucedido en Perú, River demostró en Rosario que todavía le falta mucho rodaje para convertirse en un buen vehículo capaz de encaminarse hacia el título.

Síntesis:

Newell’s Old Boys: Justo Villar; Pablo Aguilar, Nicolás Spolli, Rolando Schiavi y Germán Ré; Nicolás Cabrera, Hernán Bernardello, Diego Scotti y Juan Luis Quiroga; Alejandro Da Silva y Santiago Salcedo. DT: Ricardo Caruso Lombardi.

River Plate: Juan Pablo Carrizo; Danilo Gerlo, Gustavo Cabral, Eduardo Tuzzio y Cristian Villagra; Leonardo Ponzio y Matías Abelairas; Ariel Ortega, Radamel Falcao y Diego Buonanotte; Sebastián Abreu. DT: Diego Simeone.

Cambios en el segundo tiempo: 12m. Alexis Sánchez por Buonanotte (RP); 20m. Damián Steinert por Da Silva (NOB) y Pablo Pérez por Bernardello (NOB); 31m. Mauro Rosales por Falcao (RP) y 35m. Cristian Llama por Quiroga (NOB).

Cancha: Newell’s.
Arbitro: Gabriel Favale.

Fuente: Telam