·

Luz verde de la Cámara alta al Convenio Federal sobre seguridad vial

El Senado aprobó la ratificación del acuerdo firmado entre el Gobierno nacional, 20 provincias y la Ciudad de Buenos Aires, que establece una serie de pautas que deben hacerse cumplir en todo el país. La discusión de la parte operativa de la ley será tratada en la sesión del 27 de febrero, el acuerdo incluye a Tierra del Fuego

El Senado de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Nación aprobó este miércoles el Convenio Federal suscripto entre la Nación y las provincias sobre Acciones en Materia de Tránsito y Seguridad Vial, pero la discusión de la parte operativa de la ley enviada por el Ejecutivo la semana pasada, quedará para ser tratada en la próxima sesión prevista para el miércoles 27 de febrero.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

La norma que ahora pasará a la Cámara de Diputados, fue aprobada por unanimidad tras menos de una hora de debate.

El convenio aprobado este miércoles fue suscripto el 15 de agosto de 2007 entre el gobierno nacional, veinte provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y establece una serie de pautas que deben hacerse cumplir en todo el país.

Aún restan firmar el acuerdo las provincias de Neuquén, San Luis y Salta, aunque sus representantes legislativos adelantaron que esos distritos lo ratificarán en breve.

El objetivo del convenio es «establecer mecanismos que garanticen la aplicación de criterios unívocos», respecto de la emisión de Licencias de Conducir, de controles en las rutas, de registros de accidentes viales y de penalización por acciones imprudentes.

El resto del proyecto, que será discutido en comisión durante las próximas semanas y recién será llevado al recinto en la sesión del 27 de febrero, establece una serie de modificaciones a la Ley de Tránsito.

También crea la Agencia Nacional de Seguridad Vial para coordinar, impulsar y fiscalizar la implementación de las políticas y medidas estratégicas para el desarrollo de un tránsito seguro en todo el territorio de la Nación y el Registro Nacional de Licencias de Conducir que será el que expida las autorizaciones para manejar vehículos en todo el territorio.

Además, crea el Registro Nacional de Estadísticas en Seguridad Vial, el Observatorio de Seguridad Vial y transfiere el Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito a la Agencia Nacional de Seguridad Vial que, a su vez, pasará a depender del Ministerio del Interior como un organismo descentralizado.

El desdoblamiento del proyecto fue acordado este miércoles con el Poder Ejecutivo, luego de una visita que realizó al Senado el ministro del Interior de la Nación, Florencio Randazzo.

El presidente de la Comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte, el justicialista correntino Fabián Ríos afirmó que «no existe un proyecto de ley que infunde en el ser humano respeto por la vida y el sentido común».

«Esta expectativa quiero cortarla en función de que por ahí se generan más expectativas de las que son posibles cumplir. El sentido común no lo vamos a poder imponer por ley», sentenció Ríos, y aclaró que «hay un profundo compromiso de este Senado en sentar las bases de un nuevo funcionamiento que permita mayor control y seguridad y menor vulnerabilidad».

El radical santacruceño, Alfredo Martínez, adelantó que la Cámara alta le dará su «respaldo a la decisión de que esto sea una política de Estado» y que derive en una «modificación cultural».

El vecinalista cordobés Carlos Rossi enumeró que en la actualidad «nos encontramos con que hay muchos conductores que tienen carnet y ni siquiera fueron a la oficina», pero aclaró que «hoy, con las leyes que hay, se podría estar mejor si se las cumpliera».

En tanto, el porteño de la Coalición Cívica, Samuel Cabanchik, dijo que celebraba «que finalmente se haya tomado con seguridad este tema».

Fuente: Telam