·

Cristina Fernández en Rio Grande, “Las inversiones son importantes señales que deben dar los empresarios”

La Presidenta encabezó la inauguración del aeropuerto de Río Grande y destacó el impacto de esta obra en el desarrollo local. "Veo una puesta a punto en materia de crecimiento, de despegue, de incremento del turismo en forma exponencial, y debemos mejorar la frecuencia de vuelos", remarcó

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó este viernes el crecimiento y despegue de la Argentina al dejar inauguradas las obras del aeropuerto internacional de Río Grande en Tierra del Fuego.

«Recorriendo con Fabiana (Ríos) el aeropuerto vemos una puesta a punto de lo que en la Argentina estamos viviendo en materia de crecimiento, despegue e incremento del turismo», señaló la Presidenta. Agregó que estas inversiones son «señales importantes de los empresarios y de los que tenemos responsabilidad institucional».

Recordó al gobernador Ramón Trejo Noel, cuyo nombre lleva el aeropuerto y el accidente que le costó la vida el 15 de mayo de 1984 y el impacto que causó en la región.

Al destacar las obras del aeropuerto, dijo que «son muy importantes, no sólo en términos de usuarios que ven mejorar la calidad del servicio, sino porque es el instrumento de comunicación de los patagónicos».

«Cuando la gente decide a través del voto popular, hay que ir tras un proyecto para mejorar la calidad de vida de todos los argentinos», finalizó. A su vez, la gobernadora Fabiana Ríos destacó que «esta obra era esperada largamente por todos nosotros».

«Ha sido la puerta de entrada a la ciudad, por una de las principales vías de comunicación a nuestra provincia; ha sido la primera imagen que vieron quienes vinieron a Río Grande a vivir».

Señaló que «había quedado como una imagen congelada, a contrapelo del crecimiento de Río Grande. Agradezco a todos el esfuerzo hecho».

La presidenta estuvo acompañada por el vicepresidente Julio Cobos; el ministro de Planificación, Julio de Vido y el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

También el intendente de Río Grande, Jorge Martín; el presidente de Aeropuertos Argentina 2000, Héctor Gutiérrez, el empresario Eduardo Eurnekian y autoridades provinciales.

El nuevo aeropuerto de Río Grande demandó a la empresa Aeropuertos Argentina 2000 una inversión superior a los diez millones de pesos, informó el gobierno provincial.

La Secretaría de Comunicación de Tierra del Fuego indicó que las obras de ampliación y mejoras se emplazaron en una superficie de 3.250 metros cuadrados, que «otorgan a la nueva terminal una capacidad para recibir a más de 500.000 pasajeros».

El aeropuerto implica el estreno de una pasarela telescópica, nuevos mostradores para check-in y también inaugurará sistemas de cintas de equipajes.

Dentro de las mejoras implementadas la empresa también dividió los flujos de pasajeros, ubicando el área de arribos en la planta baja y el embarque en la planta superior.

«En ese primer piso se renovaron las cintas transportadoras de equipaje y se realizó la construcción de un núcleo de circulación vertical para pasajeros en arribos por manga y en embarque remoto, además de instalar un ascensor», agregó.

Asimismo, emplazaron una nueva sala VIP desde la que se puede apreciar la plataforma y la pista, «permitiendo un ambiente agradable para los pasajeros que la utilicen».

El sector de check-in cuenta con ocho mostradores y una máquina de rayos X para escanear el equipaje, y además posee cuatro nuevos puestos de migraciones para poder embarcar o recibir los vuelos internacionales.

Entre otras innovaciones construyeron nuevos sanitarios en los distintos sectores de la terminal y en la pista colocaron una nueva pasarela telescópica panorámica, lo que permitirá a los pasajeros acceder a la terminal a resguardo de las inclemencias del tiempo.

Al mismo tiempo realizaron nuevos trabajos de señalización y balizamiento de la pista, para mantenerla en óptimas condiciones, sin que resulte afectada por el deterioro que ocasiona el clima en esa región del país.

El estacionamiento aumentó su capacidad de 100 a 237 vehículos, en una superficie de 6.900 metros cuadrados. El gobierno provincial destacó que las obras y mejoras incluyeron la utilización de materiales autóctonos de la región, tales como madera de lenga, especie de roble que crece en Tierra del Fuego y que «le da al aeropuerto toda una arquitectura propia de excelente diseño».