·

“Es imposible pensarlo siquiera”

Mientras la Coalición Cívica avanza hacia un acuerdo con el radicalismo, la mandataria del ARI lo descarta al menos en su provincia. Baraja las candidaturas de Carrió y Binner

Fabiana Ríos habla frenética y sus ojos azules chispean cuando menciona las cuentas provinciales. Perseguida por la deuda que le dejó la gestión anterior, la gobernadora de Tierra del Fuego hizo una gira con inversores y funcionarios del gobierno nacional a un ritmo vertiginoso, con casi veinte horas de trabajo por día. Página/12 pregunta si todos sus días son así. “No, algunos son peores”, aclara.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

–¿Cree que Carrió tendría que volver a presentarse en 2011?

–Ojalá se presente.

–¿La prefiere a ella o a Binner como candidato?

–Binner también. ¿Por qué no?

–Si tuviera que quedarse con uno…

–No, no lo elijo yo. Lo eligen las estructuras partidarias. Con Hermes tenemos muchísimas coincidencias.

–¿Está de acuerdo con que < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la CC se alíe con la UCR?

–Siempre hemos sostenido que se respeta lo distrital. Está claro que no es lo mismo la UCR en una provincia que en otra.

–¿Con la UCR de Tierra del Fuego?

–No, imposible pensarlo siquiera.

–¿Cómo evalúa esa denuncia de la Cancillería por los autos truchos?

–Es un lindo tema para las revistas de verano: tiene famosos, chicos lindos y adinerados. Es una nota copada, una noticia ¡guau!, ¿no? Pero hay otros temas centrales que no siempre son noticia.

–Para Carrió, sirvió para tapar lo de la valija.

–Más o menos… No sé si para tapar lo de la valija.

–¿Hay un pacto entre Estados Unidos y la Argentina para taparlo?

–No lo sé.

–¿Confía en la independencia de la Justicia estadounidense?

–Yo no pondría en manos de la Justicia de otro país un tema que tiene que ver con cuestiones internas. Pero no podemos desconocer para qué estaba ese dinero.

–Carrió dijo que Cristina “no gobierna” y que es “una figura decorativa”. ¿Tuvo esa sensación en el encuentro que tuvo con ella?

–No. No… Fue el primer encuentro de ella como presidenta y mío como gobernadora. Hablamos sobre la situación provincial. Y nos otorgó un adelanto de coparticipación de 50 millones de pesos.

–¿Es suficiente para paliar el déficit provincial?

–No, no es suficiente. Esto formaba parte de un programa de saneamiento integral, que lo presentamos con anticipación y que no fue aprobado ni desechado. La idea es gestionar un segundo adelanto. De todas maneras, estamos tratando de sanear las cuentas sin estos recursos.

–Siendo del ARI, a usted le tocaron reuniones con Néstor Kirchner y con Cristina. ¿Con cuál de los dos se queda?

–No me quedo con ninguno. Cada uno tiene una impronta particular, pero ambos me trataron muy respetuosamente.

–¿Cómo van a enfrentar en la provincia el 40 por ciento de inflación que pronosticó Carrió para este año?

–No tengo ningún parámetro económico para evaluarlo, ni sé cuál fue el que puso Carrió.

–¿Cómo van a salir de la emergencia?

–Tenemos un esquema de mejorar ingresos y reducir gastos, respetando los derechos de los trabajadores. Estamos llevando a la Justicia las designaciones masivas que se produjeron entre 2005 y 2007.

–¿Cuántas fueron?

–Seis mil. Existían más de 700 empleados que cobraban sueldos por encima del gobernador: entre 15 mil y 35 mil pesos.

–¿Qué se hizo con estos cargos?

–Dictamos el decreto de límite constitucional del salario del gobernador, lo que generó no pocas rispideces por parte de los sindicatos.

–Por esto tuvo ya el primer paro.

–A las dos horas de cumplido el plazo de pago de salarios se hizo el primer paro. En una provincia que no estaba pagando el subsidio del gas envasado a los barrios más carenciados. Hoy tenemos el 110 por ciento destinado a salarios. Tenemos un déficit mensual operativo. Estamos en una situación… complicada. Muy complicada.

–¿Están evaluando despidos?

–No. Hacemos los esfuerzos por no ajustar por el lado de los laburantes.

–Con una situación menos complicada, Macri echó a 2400 personas.

–Es una decisión de Macri…

–¿Y qué hicieron en lugar de despedirlos?

–Estamos propiciando un régimen de retiro voluntario, para estimular la salida de empleados. Ninguna medida fue votada por la oposición.

–Sí les votaron parcialmente la reforma tributaria.

–Muy parcialmente.

–¿Qué quedó afuera?

–Algunos sectores de la economía de Tierra del Fuego vinculados al turismo y los cotos de pesca, que es un turismo de élite, carísimo.

–¿Alguno impacta directamente en la población, como el ABL?

–No, impactan sobre las empresas con alta rentabilidad.

–¿El ex gobernador Hugo Cóccaro puede ir preso?

–Depende cuántos años tengan los delitos que se le imputen. Pero hay delitos por los que ya ha sido denunciado: encontramos letras emitidas por encima de la autorización legislativa, vaciamiento de las cuentas sin reponer los fondos. Y un desorden absolutamente funcional a la corrupción.

Fuente: Pagina 12