·

Zarpó hacia la Antártida el reemplazo del Irizar

El rompehielos ruso Vasili Dolovnin comenzó la campaña antártica de verano para reaprovisionar las bases en el continente helado. El navío fue alquilado luego del incendio que dejó fuera de servicio a la embarcación argentina

El rompehielos ruso «Vasili Golovnin» partió desde esta ciudad rumbo a la Antártida, para reaprovisionar a las bases argentinas en el continente helado, reemplazando de esa manera al «Almirante Irízar».

El Golovnin fue contratado para reemplazar al rompehielos argentino «Almirante Irízar», que sufrió graves daños al incendiarse en alta mar en abril del año pasado.

La nave lleva diversas provisiones para las bases antárticas, y alrededor de un millón de litros de combustible.

En este viaje, el rompehielos visitar las bases Marambio, San Martín y Esperanza.
Según está previsto, el «Golovnin» estar de vuelta en Ushuaia el 22 de febrero.

Hasta la contratación de esta nave rusa, algunas de las bases sólo podían ser reabastecidas desde un avión Hércules, en tanto otras no requerían de la llegada de un rompehielos, y estaban siendo aprovisionadas por barcos de la Armada Argentina.

El rompehielos ruso cuenta con un helicóptero pesado de carga Kamov 32, que facilita la descarga de provisiones.

El Golovnin fue botado en Ucrania en 1988, tiene 160 metros de eslora y 22,40 de manga, y una capacidad de carga de 8.590 toneladas.