·

Asumió Sciurano en medio de un escándalo entre los concejales

El acuerdo entre los tres partidos que menos votos obtuvieron en la elección les sirvió para quedarse con todos los cargos. Rechazo y denuncias del ARI y la UCR que declinaron participar de la votación.

El intendente de Ushuaia Federico Sciurano asumió hoy domingo la Intendencia de la capital provincial luego de un escándalo entre los concejales por la pelea para quedarse con la Presidencia del cuerpo.
Contra todas las previsiones, el partido que menos votos obtuvo en la elección, el Federal Fueguino –con el apoyo del MPF y el FpV- alcanzó cuatro votos para presidir el cuerpo, designación que quedó en la persona de Luis Cárdenas, quien se votó a sí mismo para lograr la mayoría necesaria.
En votaciones siempre divididas, Damián De Marco, del MPF asumió la vicepresidencia primera, en tanto que el peronista Juan Luna será vicepresidente segundo.
El contador Alberto Araoz fue designado para ejercer la secretaria del Concejo en tanto la pro secretaria estará ocupada por Gaston Ayala
En rechazo a los acuerdos que calificaron de espurios entre los concejales de la minoría, que permitieron al Federal Fueguino quedarse con la presidencia, el radicalismo, que responde a Sciurano, y el ARI, decidieron declinar todo tipo de pretensión por los cargos en juego.
En medio del debate, el concejal Juan Carlos Pino acusó a su par Chapperón de haber participado cuatro años atrás en una negociación irregular, mediante la cual se repartieron prebendas para asegurar acuerdos fuera de lo admisible.
Sciurano administrará ahora el Municipio sin representación del oficialismo en la conducción del Concejo Deliberante y en clima de confrontación que ya generó el primer escándalo y que promete continuar en los días siguientes.