·

Creen que una estación espacial podrìa caer en la Patagonia

China perdió el control de una estación espacial el año pasado y ahora la misma cae hacia la Tierra. Un mapa revela las zonas más propensas a recibir el impacto en las próximas semanas.

Sin control, la estación espacial china Tiangong-1 se estrellará contra la Tierra a principios del próximo mes, concluyeron los expertos.

Aunque la mayor parte de la nave de 8,5 toneladas se desintegrarán al entrar en nuestra atmósfera, algunos restos con pesos de hasta 100 kg podrían golpear la superficie de la Tierra.

Lo preocupante que la estación espacial contiene un combustible para cohetes llamado hidracina, que puede causar daño hepático y nervioso a los seres humanos después de una exposición prolongada.

El aparato lleva casi un año en curso de colisión con la Tierra desde que China perdió el control en mediados de 2016.

“Existe la posibilidad de que una pequeña cantidad de escombros de Tiangong-1 sobreviva al reingreso e impacte el suelo”, explica Aerospace, un desarrollo de investigación técnica y científica que ayuda a la NASA.

“Si esto ocurriera, cualquier residuo que sobreviva caería dentro de una región de unos pocos cientos de kilómetros de extensión”.

El mapa muestra la predicción de las organizaciones del sitio de aterrizaje.

Las franjas amarillas son las zonas más propensas a recibir el impacto de los escombros, mientras que las zonas verdes son menos propensas. Las grandes áreas azules en la parte superior e inferior del planeta están a salvo.

La zona amarilla abarca un vaso sector de territorio argentino comprometiendo principalmente a las provincias de Río Negro y Chubut, con ciudades como Trelew, Comodoro Rivadavia, Caleta Olivia, Puerto Madryn, entre otras.

“Al considerar la ubicación del peor de los casos (regiones amarillas del mapa), la probabilidad de que una persona específica sea golpeada por los escombros de Tiangong-1 es aproximadamente un millón de veces más pequeña que las probabilidades de ganar el premio mayor de Powerball (lotería estadounidense)”.

“En la historia de los vuelos espaciales, ninguna persona ha sido lastimada por el reingreso de los desechos espaciales. Sólo se ha registrado que una sola persona fue golpeada por un trozo de desecho espacial y, afortunadamente, no resultó herida”.

 

Estación espacial prototipo

La estación espacial Tiangong-1 fue diseñada para albergar a tres astronautas, pero su verdadero propósito era servir como estación prototipo para las próximas misiones espaciales de China.

Fue lanzada en 2011, pero las autoridades chinas perdieron el control en 2016.

El país no estaba dispuesto a discutir su destino, pero reveló en una declaración el año pasado que se estrellaría contra la Tierra entre finales de 2017 y principios de 2018.

Ahora los especialistas calcular que podemos esperar que llegue a la Tierra en abril de 2018.

China ya tiene su nueva estación espacial Tiangong-2 (la traducción de Tiangong significa “Lugar Celestial”) en órbita alrededor del planeta.

En el futuro se añadirán nuevas secciones a Tiangong-2 para formar una estructura modular, similar a la Estación Espacial Internacional.