·

Podrían terminar absueltos los condenados por la toma de Casa de Gobierno

Los 28 condenados por la Justicia por los hechos violentos de mayo de 2013, esperan un fallo del Superior Tribunal de Justicia que podría resultar en la anulación de toda la causa y la declaración de inocencia de los sentenciados.

A dos años y medio de haber sido condenados en juicio oral, los 28 activistas gremiales encontrados culpables por la toma dela Casa de Gobierno de Ushuaia podrían finalmente ser declarados inocentes por la anulación de toda la causa que los involucra.

El rotundo vuelco en el resultado de la acción judicial podría producirse si el Tribunal Superior de Justicia acepta el pedido de prescripción de la causa, que cumplió dos años paralizada en sede del propio tribunal mayor de la Justicia fueguina.

 

Más de dos años sin decisión

El 2 de diciembre de 2015, el Tribunal Oral en lo Criminal de Ushuaia condenó con penas de prisión en suspenso (y en un caso efectiva) a 28 gremialistas (17 docentes y 11 camioneros) de los 34 acusados por el ataque a policías y la toma de la Casa de Gobierno de la provincia, ocurrido a fines de mayo de 2013.

El fallo no quedó firme por cuanto los abogados de los afiliados al gremio de Camioneros, tanto como de los docentes adscriptos al Sutef presentaron sendos recursos de Casación (con diversas argumentaciones en cada caso) los que se tramitan ante el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia.

El máximo tribunal cuenta, legalmente, con dos años de plazo para expedirse, so riesgo de causar la prescripción de la causa por el mero vencimiento del plazo legal para que el fallo quede firme.

En diciembre de 2017 los representantes legales de los docentes condenados, y luego en abril los de Camioneros, se presentaron ante el STJ reclamando se declare la prescripción por haberse vencido el plazo legal previsto y se declare la inocencia de todos los condenados en juicio.

A la fecha, se ha expedido al respecto el Procurador Fiscal ante el Superior Tribunal, Dr. Oscar Fappiano, cuyo dictamen sería contrario al reclamo de caducidad. Resta ahora la resolución final de los jueces Battaíni, Muchnik y Sagastume, quienes, de declarar procedente el pedido de los defensores estarán admitiendo su propia culpa por haber permitido la prescripción de las condenas por su propia inacción.