·

No habrá aumento de combustibles por al menos dos meses

El Gobierno nacional firmó este martes con las petroleras YPF, Pan American Energy y Shell un "acuerdo de estabilidad de precios" por el cual las empresas se comprometieron a mantener sin cambios los valores de los combustibles durante mayo y junio próximos.

El Gobierno nacional firmó este martes con las petroleras YPF, Pan American Energy y Shell un “acuerdo de estabilidad de precios” por el cual las empresas se comprometieron a mantener sin cambios los valores de los combustibles durante mayo y junio próximos.

El Ministerio de Energía informó que el acuerdo busca amortiguar los efectos de los aumentos del precio internacional del crudo y las variaciones del dólar y “contribuir a la estabilización de los precios de la economía” local.

Las firmas pidieron al Gobierno garantías para acceder al congelamiento de sus importes. A los empresarios les preocupaban tres ejes concretos: la devaluación, la suba del precio del petroleo y la inflación. En ese sentido plantearon al ministro que planean recomponer entre julio y diciembre lo que no podrán hacer ahora. Lo harían mediante seis cuotas, una por mes.

Las firmas consideran que deben incrementar sus precios en un 12 por ciento para reflejar la depreciación del tipo de cambio y las suba del precio internacional del crudo. El 80 por ciento de los costos están dolarizados y el precio del petroleo cotiza al alza en el mercado internacional.

El ministerio de Energía expresó, a través de un comunicado, los motivos y alcances del anuncio:

“Frente a los aumentos del precio internacional de petróleo crudo y las variaciones en el valor del dólar estadounidense, y con el fin de amortiguar los efectos de dichos aumentos en el precio local de los combustibles y contribuir a la estabilización en el corto plazo de los precios de la economía, el Poder Ejecutivo Nacional suscribió con las empresas YPF, Pan American Energy y Shell Argentina, y ha invitado a adherir a las restantes empresas refinadoras y comercializadoras que actúan en el país, un acuerdo de estabilidad de precios, por el que las citadas empresas aceptan mantener los precios actualmente vigentes de los combustibles, antes de impuestos, durante los meses de mayo y junio de 2018, y compensar las diferencias resultantes de las variaciones de costos acumuladas en dicho período durante un periodo de seis meses a partir del 1 de julio de 2018”.

Y agregó: “La firma del acuerdo, como medida de excepción, permitirá mitigar el efecto de las variaciones de costos mencionadas, propiciar una adecuación más paulatina de los precios locales de los combustibles y atenuar la incidencia de tales variaciones en los precios de la economía, en favor del interés económico general”.