·

Costa Atlántica de remate: bajan precios tras feriado de carnaval

Esperan que luego del fin de semana largo “se termine” la temporada. En la segunda quincena del mes habrá lluvia de ofertas para tentar a los turistas.

La temporada de verano está en vías de extinguirse. Según los especialistas del sector, hay boom de demanda para el próximo fin de semana largo, pero esperan que tras Carnaval la temporada finalice. Es por eso que ya llueven ofertas para la segunda quincena de febrero, en la que los precios pueden llegar a la mitad de lo que se pagó en enero.

“Este comienzo de mes nos sorprendió con números muy positivos. Muchos vinieron la primera semana de febrero y se quedan hasta el martes 13 por el fin de semana largo”, explicó al diario Ámbito Financiero Eugenio Hoffmann, dueño de la inmobiliaria que lleva su nombre en Pinamar.

En Cariló se animaron a afirmar que la demanda aumentó la primera semana de febrero en comparación con la segunda quincena de enero. “Los precios bajaron en promedio un 20%; hoy tenemos más ocupación que en la segunda quincena de enero, tenemos alrededor del 60% de reservas y esperamos alcanzar el 90% durante el fin de semana largo”, agregó Jorge Guerrero, de la inmobiliaria que lleva su nombre en Cariló.

En 2017, Carnaval cayó a fines de febrero, lo que hizo que la temporada se extendiera; este año parece que todo termina después del 13 de febrero. “El segundo mes del año en general tiene una baja del 30% de los precios comparado con enero; el cliente de este mes busca oportunidades y tiene un presupuesto más reducido; después de Carnaval habrá muchas ofertas porque caerá abruptamente la demanda”, agregaron desde Gonnet Propiedades, en Mar del Plata.

Desde el sector esperan un verdadero boom de ocupación para el próximo fin de semana, de hecho conseguir un alojamiento hoy es casi una odisea. Ante la fuerte demanda, los precios se vieron altamente incrementados. “Estamos manejando los mismos valores que en la primera quincena de enero”, explicaron desde Gonnet Propiedades.

Así, por ejemplo, un departamento a 250 metros del mar para una familia (de cuatro integrantes) tiene un precio de $24.400 en Mar del Plata, sólo las tres noches del fin de semana largo. Un apartamento en Pinamar en un hotel cuatro estrellas, también para cuatro personas frente al mar, cuesta $43.500 en carnaval.

Lo que queda claro es que muchos de los propietarios quieren aprovechar el boom turístico del fin de semana largo porque después la temporada estará en vías de extinguirse. “No fue una temporada tan buena, los períodos de alquiler fueron de entre 7 y 10 días, las quincenas ya no se usan, hay que repensar los precios y la distribución de los días para que las propiedades no queden vacías”, sostuvo Hoffmann.

Es que la mayoría de los turistas decidieron dedicarle 10 días a la Costa Atlántica y pocos fueron los que se quedaron una quincena. Además, al igual que el año pasado, los microturistas marcaron la diferencia. “Los picos de ocupación se dieron sobre todo los fines de semana; hoy cambió la forma de vacacionar y hay que adaptarse a este nuevo comportamiento”, agregó Hoffmann.

Las fuentes consultadas coincidieron en que el mayor movimiento de la temporada se vio durante fines de diciembre y los primeros días de enero. “A diferencia de otros años, tuvimos mucha demanda del 20 de diciembre al 4 de enero; la costumbre de pasar las fiestas en la playa que se suele hacer en Punta del Este parece haber cruzado el charco”, indicó Hoffmann.

Lo cierto es que después de carnaval se espera una verdadera lluvia de ofertas. “Habrá rebajas de hasta el 50%, hay un público que se acerca a buscar estas oportunidades”, concluyeron desde Mar del Plata.