·

En un año y medio, se dispararon los precios de los medicamentos

El dato se desprende de un análisis realizado por la Universidad de Avellaneda sobre el valor de 123 medicamentos, entre diciembre de 2015 y el corriente mes.

La industria farmacéutica camina a contramano de la retórica del Gobierno en cuanto al descenso de la inflación en el corriente año. El incremento en el valor de los medicamentos no solo no se detuvo sino que ya se ubicó en el 15,7% por encima del cálculo acumulado de precios realizado por el Indec desde que asumió Cambiemos. Una de las causas, la “relajación” por parte del Estado en el control y la devaluación. 

El dato se desprende de un informe realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda para el cual se relevó el valor de 123 medicamentos en comparativa con diciembre de 2015. En el mismo señalan además que el precio de los medicamentos creció por encima del resto de los productos durante 2017. Pese a ello, y debido a que algunos son de extrema necesidad, el sector acumula una venta mensual de aproximadamente 60 millones de unidades.

Entre los incrementos remarcados por el Módulo de Políticas Económicas del Observatorio, se destacan los aumentos en los productos para la salud vinculados a problemas de tiroides que crecieron hasta 161% entre diciembre de 2015 y septiembre de este año. Asimismo, los antibióticos y antinflamatorios subieron 130%; aquellos referidos a dificultades cardíacas aumentaron en 91%mientras que los broncodilatadores lo hicieron en 137%.

Por otro lado, dentro de las drogas señalan que el Propinox creció 100%, un 18,6% por encima de la inflación, en dicho período. Asimismo, el Clonazepan subió 93% (14,5% por sobre la inflación) y el Omeprazol 90% (12,7% sobre la inflación acumulada).

Por otro lado, señalan a la devaluación y la suba en los servicios públicos como lo más importante a la hora de evaluar para hablar del aumento. Además, destacan que la relajación por parte de la Secretaría de Comercio para controlar los incrementos creó un combo explosivo que golpea el bolsillo, en particular el de los jubilados.

Pese al impacto en el salario y el haber jubilatorio, según el Indec el sector acumuló una facturación por $45.518 millones. “Esto es 28,2% más que en igual período del año pasado”, señala el informe. 

Sin embargo, un dato aún más relevante es que la reventa de medicamentos importados se ubicó en 35,2%, 25 puntos porcentuales por sobre las exportaciones y la balanza comercial del sector arrojó un déficit de u$s 880,9 millones, con un aumento del 50% respecto a 2015.

 Poder de compra: el peor de la región

El Observatorio destaca que el poder de compra de la jubilación mínima en Argentina se caracteriza por ser el peor de la región, ubicándose por debajo de Paraguay, Brasil, Chile y Uruguay pese a los aumentos semestrales obligatorios por la ley de Movilidad. Esto es debido a que la inflación entre diciembre de 2015 y este mes se ubicó en torno al 69%.

De acuerdo a esta comparativa, a un jubilado que cobra el haber mínimo le alcanza para comprar 2,1 canastas típicas de medicamentos, la cual según el Observatorio se ubica en torno a los u$s 195. En tanto que en Brasil, pueden comprar 2,3 canastas, en Paraguay 2,5, en Chile 3,1 y en Uruguay 3,8.