·

Duhalde, sobre Maldonado: “Al Gobierno le pudo haber pasado lo mismo que a mí con Kosteki y Santillán”

El ex presidente deslizó que el Estado pudo haber sufrido un episodio de violencia particular dentro de las fuerzas de seguridad. Además, catalogó a María Eugenia Vidal es el mejor exponente político de los últimos años y aseguró que Macri "está envejeciendo"

El ex presidente Eduardo Duhalde analizó el presente que atraviesa el Gobierno nacional respecto a la búsqueda de Santiago Maldonado y trazó un paralelismo con lo que vivió en carne propia con las muertes de los militantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

“Tal vez a este Gobierno le pudo haber pasado como nos pasó a Felipe Solá y a mí con el tema de Kosteki y Santillán, que se le va la mano a un tipo”, afirmó quien fuera uno de los grandes referentes del Justicialismo en una entrevista con el Diario Perfil.

Los dos militantes murieron el 26 de junio de 2002 durante una protesta social en el puente Pueyrredón. Como consecuencia del hecho, los policías Alfredo Franchiotti y Alejandro Acosta fueron condenados a la pena de cadenta perpetua.

“No creo que este Gobierno quiso matar a alguien. No lo creo porque es una cosa que carece de sentido común y la política se alimenta de sentido común“, agregó.

En tanto, deslizó sus críticas contra el actual presidente Mauricio Macri por su demora para hablar sobre la situación del artesano, que fuera visto por última vez el 1° de agosto, durante un desalojo de la Gendarmería en Esquel.

Otras frases resonantes de Duhalde:

“Cristina es peronista, aunque no sea lo que quiera la mayoría del partido. Ella privilegió a sectores de una izquierda que nunca tuvo que ver con el PJ y ha generado una épica falsa que siempre atrae a los jóvenes”.

María Eugenia Vidal es el mejor exponente político surgido en la última década. Con condiciones naturales, tiene una condición angelada. Hay que cuidarla”.

“No aparecen líderes en el PJ porque no hay dirigencia (…) Hoy el peronismo no es alternativa de nada, por eso insisto en que hay que apoyar al Gobierno con todo”.

“A Menem lo vi hace dos o tres años, cuando el Papa planteó que teníamos que olvidarnos de nuestras peleas (…) Es un encantador de serpientes. Yo lo aprecio mucho, pese a todo. Tiene una enfermedad, que es el poder. La borrachera del poder es tremenda“.

A Macri lo veo y digo ‘pobre tipo, está envejeciendo’. Es mucho esfuerzo ejercer la presidencia, es un sacrificio muy grande”.

“Es bastante lógico lo que ocurrió en el país. Este es un gobierno que ha generado expectativas grandes y hay gente que quiere mantener la esperanza”.