·

La inflación en Venezuela ya superó el 366% en el 2017

Los precios al consumidor en Venezuela parecen no encontrar límites y sólo en agosto pasado aumentaron 33,8%.

Los precios al consumidor en Venezuela parecen no encontrar límites y sólo en agosto pasado aumentaron 33,8%, la mayor tasa del año, por lo que en los primeros ocho meses de 2017 la inflación alcanzó un 366,4%, según un cálculo hecho por el Parlamento, controlado por la oposición, que busca suplir la falta de datos oficiales de la economía del país miembro de la OPEP.

El órgano legislativo comenzó a publicar este año cálculos de inflación con su propia recolección de datos. “Los alimentos ya están en hiperinflación”, dijo el diputado opositor Ángel Alvarado tras apuntar que en la medición del octavo mes del año los precios de la comida crecieron un 51%.

Los economistas consideran que un país sufre de hiperinflación una vez que la tasa mensual supera el 50% o mantiene tasas anuales superiores a tres dígitos por tres años consecutivos.

El Banco Central dejó de informar mensualmente sobre la evolución de los precios desde hace casi dos años, pero reconoció tasas de inflación de 180% y 240% en 2015 y 2016, respectivamente. En julio la inflación mensual fue de 26%, según informó el Congreso.

Firmas privadas en Venezuela también han reportado cifras récord de inflación en agosto, que atribuyen a la velocidad con que viene aumentando el tipo de cambio en el mercado paralelo debido a la poca venta de divisas oficiales por el esquema estatal de control de cambios.

El jueves se vendían dólares a 20.000 bolívares en el mercado que opera fuera de regulación y en donde la moneda venezolana se ha debilitado un 95% en el último año, de acuerdo con los datos de la página web www.dolartoday.com.

Empresarios e importadores usan ese tipo de cambio como referencia para la fijación de precios, incluso de algunos alimentos y medicinas.