·

Tras el escándalo con las tarjetas de crédito, renunció el vice de Uruguay

Lo comunicó vía Twitter después de un plenario de su partido en el que se discutió un "modo de proceder inaceptable" del ahora exmandatario

Raúl Fernando Sendic se perfilaba como recambio en el liderazgo de la izquierda uruguaya: joven, de carácter sosegado, hijo de un legendario guerrillero, concitaba apoyos de todos los sectores del gobernante Frente Amplio, pero el escándalo terminó este sábado con sus aspiraciones y su carrera política.

Renunció“Me voy“, afirmó en medio de denuncias por corrupción.

 Sendic, que nació el 29 de agosto de 1962 en Paysandú, comenzó su desplome político en febrero de 2016, cuando el matutino local El Observador puso en duda su condición de licenciado en Genética Humana, forma en la que el ex vicepresidente era presentado en entrevistas y bajo la que llegó a firmar documentos oficiales.

Esta revelación fue el inicio de una serie de especulaciones sobre la figuradel entonces vicepresidente, cuyo futuro dentro de la coalición de izquierdas que gobierna el país, el Frente Amplio (FA), parecía asegurado, e incluso contaba con el apoyo del entonces presidente, José Mujica (2010-2015).}

Hijo del fundador y líder histórico de los tupamaros, Raúl ‘Bebe’ Sendic (1925-1989), el político de 54 años pasó buena parte de su vida en Cuba, adonde emigró en 1979 en plena dictadura cívico-militar uruguaya (1973-1985).

En la capital cubana, Sendic comenzó a vincularse con otros exiliados políticos e inició la carrera de Medicina, licenciatura que no llegó a culminar y que tampoco revalidó tras su vuelta a Uruguay, en 1985.

En La Habana también comenzó la carrera política de Sendic, ya que estando allí recibió la propuesta de unirse al Movimiento 26 de Marzo (26M), según relata el libro “Sendic, la carrera del hijo pródigo” publicado en junio de 2017 por las periodistas Patricia Madrid y Viviana Ruggiero.

Ya en 1985, con la inminente vuelta a la democracia en Uruguay y la eventual liberación de su padre, los hermanos Sendic y su madre regresaron al país.

En 1999 aterrizó oficialmente en la política uruguaya al ser electo diputado nacional por el Movimiento de Participación Popular (MPP), agrupación que actualmente lidera Mujica y que en esa época había pactado con el 26M para presentar sus candidatos.

Sendic era una figura de consenso indiscutido en el Frente Amplio, un nombre en ascenso que podía, por historia personal y una forma bonachona de ser, reunir los apoyos necesarios para convertirse en el próximo candidato a presidente del oficialismo, que aspira a un cuarto mandato consecutivo en 2020. Pero sus ambiciones, y las de su partido con él, se vieron frustradas.

En 2005 la izquierda ganó por primera vez las elecciones en Uruguay, de la mano de Tabaré Vázquez, quien ofreció a Sendic el cargo de vicepresidente de la petrolera estatal, Ancap.

Para las elecciones nacionales de 2009 formó su propia agrupación política dentro del FA, que se llamó “Compromiso Frenteamplista” y que consiguió una banca en la Cámara de Diputados.

En 2010 Sendic fue nombrado por el presidente Mujica para ocupar, una vez más, la Presidencia de Ancap.

Este segundo paso por la cúpula de Ancap fue el que le ocasionó más problemas, ya que su gestión en esos años está siendo actualmenteinvestigada por la Justicia uruguaya por presuntas irregularidades denunciadas por legisladores de la oposición.

El 1 de marzo de 2015 asumió como vicepresidente de Uruguay y presidente de la Asamblea General del Parlamento uruguayo.

Su carrera comenzó una vertiginosa caída con la revelación que el pasado junio hizo el semanario local Búsqueda de una serie de gastos que Sendic había realizado con una tarjeta corporativa mientras estaba al frente de Ancap.

Según la información de Búsqueda, así como los datos aportados por el libro “Sendic, la carrera del hijo pródigo”, el ex vicepresidente uruguayo utilizó la tarjeta corporativa para comprar en locales de ropajoyerías complementos, entre otros.

Este hecho provocó que la Junta de Transparencia y Ética Pública de Uruguay (Jutep) iniciara una investigación a Sendic.

Asimismo, el Tribunal de Conducta Política (TCP) del FA inició otra investigación paralela con el mismo fin: determinar si Sendic incurrió en conductas desviadas en el uso de esa tarjeta corporativa de Ancap.

El pasado 4 de septiembre se divulgó el dictamen del TCP que se analizó este sábado en el Plenario Nacional del FA y que concluyó que Sendic tuvo un “proceder inaceptable en la utilización de dineros públicos“.

Tras anunciar que acudiría al Plenario a demostrar su inocencia, Sendic publicó un tuit en el que anunció que presentó ante el Plenario su “renuncia indeclinable” a la Vicepresidencia del país, algo que dijo que también le comunicó a Vázquez, en cuyas manos queda ahora el futuro inmediato de su mano derecha en el Gobierno.