·

Se multiplicaron los actos de vandalismo contra edificios en Río Grande

Iglesias y templos sufrieron pintadas e inscripciones agresivas de los violentos. Algunos monumentos también fueron “intervenidos”, con consignas alusivas a la legalización del aborto.

En el día en que el Senado Nacional debate el proyecto de legalización del aborto, en medio de presiones y manifestaciones públicas, la ciudad de Río Grande fue escenario de repetidos actos vandálicos contra instituciones y monumentos.

Al menos dos iglesias católicas y dos templos evangélicos sufrieron el ataque de los vándalos que mancharon las paredes y aberturas con consignas alusivas al reclamo por la legalización del aborto.

Con el color verde como predominante, las pintadas también acompañaban expresiones de fuerte ataque contra las instituciones religiosas, confeccionadas algunas con diseños pre moldeados.

También el Concejo Deliberante sufrió el ataque de los violentos, y sus paredes esta mañana eran testimonio mudo de la violencia.

Similar agresión se llevó a cabo en contra de monumentos y esculturas emplazadas en la vía pública. Tanto la clásica trucha como el monumento a la Fuerza Aérea y la escultura de Don Bosco fueron “intervenidos” con inscripciones y trapos de color verde enlazados en su estructura.

Al menos una denuncia policial se radicó esta mañana por los ataques. La realizó el responsable de la iglesia “Hay Vida en Jesús, Héctor Pauli quien acompañó filmaciones donde puede verse al menos a dos personas quienes serían los autores de las pintadas.