·

#8M: Cientos de mujeres coparon las calles de Río Grande

El colectivo de Mujeres activistas y feministas organizadas a partir de las diferentes asambleas, y en esta ocasión, acompañadas por una importante cantidad de integrantes de organizaciones sindicales, coparon las calles de la ciudad de Río Grande, con una convocatoria, posterior marcha y lectura de un documento realizado de manera conjunta.

En la tarde de este jueves y tal como estaba previsto, cientos de mujeres marcharon por las calles de la ciudad con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

El lugar elegido, fue la emblemática plaza Alimirante Brown, adonde llegaron, además de los colectivos feministas, familias, sindicatos, organizaciones sociales y vecinos para dar una vuelta simbólica a la plaza y exponer la situación que atraviesa el género en nuestro país.

Solicitada redactada ayer por mujeres periodistas de Tierra del Fuego

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora y la realización, por segundo año consecutivo, del segundo Paro Internacional de Mujeres (PIM) este 8 de marzo se convierte en un momento político importante para repensar nuestras prácticas profesionales en torno a la comunicación en Tierra del Fuego.

¿Qué lugar ocupamos en los medios? ¿Cómo se nos presenta cuando somos víctimas de violencias? ¿Se brinda un tratamiento respetuoso y con perspectiva de género en radios, diarios, portales y canales de televisión sobre los temas que involucran a mujeres en la provincia? Esos, son algunos de los interrogantes que tenemos y que guían nuestro trabajo en la actualidad.

Nos constituimos como un colectivo de Comunicadoras Sociales de las ciudades de Río Grande y Ushuaia, que tiene como objetivo principal dar respuesta y visibilidad a la agenda de las mujeres fueguinas, la cual ha quedado solapada por los temas que impone el patriarcado.

Vivimos en una sociedad donde mujeres y varones no ocupamos los mismos lugares de poder. Nuestra provincia no está ajena a prácticas machistas que se reproducen de manera cotidiana y que nos colocan en lugares de desigualdad.

Son, en muchas ocasiones, los medios dominantes o hegemónicos quienes ejercen violencia simbólica hacia las mujeres tal como ha quedado establecido desde el año 2009 en Argentina con la aprobación de la Ley N° 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales.

A nivel gerencial,en los medios de comunicación fueguinos el predominio es masculino. La presencia de las mujeres en las noticias se da como sujetas pasivas, y en las informaciones de carácter policial con estigmatizaciones, generando una revictimización de la persona.

En varios de los medios locales, las mujeres trabajadoras, poseen un rol secundario, supeditadas al predominio masculino.

Este colectivo de comunicadoras, se propone cambiar esta realidad que nos atraviesa como trabajadoras, dando paso a las nuevas protagonistas de los diferentes espacios comunicacionales.

Resulta necesario y urgente revertir el tratamiento informativo que, en muchos casos, coloca a las mujeres en lugar de víctimas, sin atender sus contextos sociales, educativos, económicos y culturales. O bien, poniéndolas como protagonistas, bajo un fuerte estigma social.

Proponemos que sea un requisito para acceder a la pauta oficial cumplir con las buenas prácticas de una comunicación con perspectiva de género; teniendo en cuenta diferentes manuales de estilo que han sido difundidos ampliamente los últimos años, como por ejemplo el que fuera confeccionado por la Defensoría del Público.

Además, entendemos que resulta necesario instrumentar un mecanismo provincial de monitoreo y control punitivo para los casos en los que la norma sea sorteada o quebrantada, pensando en la posibilidad de aplicar multas pecuniarias, la imposición al medio de disculparse públicamente, sin perjuicio de dar cumplimiento al derecho de rectificación y respuesta.

Se debe priorizar la capacitación y sensibilización en cuestiones de género para quienes se desempeñan en la tarea periodística, fortaleciendo la utilización de un lenguaje inclusivo que nos visibilice.

Solicitamos a los representantes de los diferentes estamentos gubernamentales públicos generar espacios de debate en temas prioritarios para la igualdad de las personas, tales como inequidad salarial, despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo, paridad de género, acceso a programas de anticoncepción, entre otros.

Respecto de los derechos de las mujeres trabajadoras en los ámbitos comunicacionales públicos y privados, exigimos que sean respetados en todos los órdenes, desde licencias prenatales y por maternidad, licencias por cuidados parentales, horarios de lactancia, y que la maternidad, no sea un impedimento a la hora de acceder o ascender en un puesto de trabajo.

Como profesionales de la comunicación es nuestra responsabilidad, contar con una mirada inclusiva y sin discriminaciones ni estigmatizaciones dado que intervenimos de manera directa en la formación de opinión de las audiencias. Es nuestro anhelo, estar a la altura del momento histórico que vivimos en América Latina y el mundo para aportar a una sociedad mejor.

Firmas de Adhesión: Gabriela Bersier – Lorena Uribe – Florencia Basso – Luz Scarpati – Constanza Ojeda – Sofía Oviedo – Natalia Caso – Silvana Minue.