·

Marcha atrás: UOM no homologará el acuerdo con AFARTE

Metalúrgicos se habían comprometido a no solicitar aumento por dos años, pero entienden que AFARTE y Nación incumplieron su parte. "Nos extorsionaron", señalaron desde la UOM en conferencia de prensa. Convocaron a un paro para este miércoles.

El pasado 10 de noviembre, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) fueguina tomaba una medida drástica, pero que ellos mismos calificaban de estrategia de supervivencia: a fin de evitar despidos y cesantías, se comprometieron a no solicitar aumentos de sueldo por el plazo de 2 años, entre junio de de 2018 y junio de 2020.

Sin embargo, este acuerdo al que habían arribado los metalúrgicos con los representantes de AFARTE podría caer en saco roto.

Es que la UOM denuncia que tanto AFARTE como Nación han incumplido parte de sus compromisos, por ejemplo, al liberar el sistema de licencias, que pasó de “no automático” a “automático” para la importación de productos electrónicos.

¿Volver a empezar?

Desde la Unión Obrera Metalúrgica anunciaron que no se firmará la homologación del acuerdo ante el Ministerio de Trabajo y confirmaron que realizarán un paro y movilización en el día de mañana a partir de las 14 horas.

Para explicar todo esto, desde el sindicato llamó a una conferencia de prensa para este martes a las 11:30 horas, en la sede del sindicato de calle Moyano, donde explicaron el por qué de la decisión.

En caso de que el acuerdo termine por caer, desde la UOM se arriesgan a emprender una nueva lucha, aunque esta vez no haya mucho por negociar: tanto Nación, como el Gobierno de la provincia y AFARTE (también el propio gremio) ya acordaron cómo serán las condiciones de trabajo para los próximos años en la famosa reunión celebrada entre las partes.

En aquella oportunidad, se decidió que no se eliminarían de un plumazo de los aranceles que se cargan a los celulares, televisores y otros productos electrónicos que son la columna vertebral de la industria fueguina. Sin embargo, tanto la UOM como AFARTE debieron aceptar que el impuesto sí sea reducido de manera “gradual”: del 10,5% en el 2018 hasta llegar al 2% en 2023.

Para lograr esto, la UOM había renunciado a paritarias por dos años, por lo que aún es imposible anunciar las posibles consecuencias que tenga este paso hacia atrás de los metalúrgicos.