·

Industria: Hubo acuerdo entre Nación, AFARTE y la UOM

Esta tarde, las partes llegaron a un acuerdo para suspender la eliminación de los aranceles a productos clave de la industria electrónica. El impuesto se reduciría escalonadamente del 10,5% en el 2018 hasta llegar al 2% en 2023.

El Ministerio de Producción de la Nación, el Gobierno de Tierra del Fuego, la Unión Obrera Metalúrgica y AFARTE llegaron este lunes a un ansiado acuerdo para evitar la eliminación de un plumazo de los aranceles que se cargan a los celulares, televisores y otros productos electrónicos que son la columna vertebral de la industria fueguina.

Sin embargo, tanto la UOM como AFARTE debieron aceptar que el impuesto sí sea reducido de manera “gradual”: del 10,5% en el 2018 hasta llegar al 2% en 2023.

Desde el Ministerio de Producción calificaron de “histórico” el acuerdo, que mejoraría la productividad y la competitividad de la industria, a la par que se reducirían los precios de la tecnología para los consumidores.

Además de la reducción gradual del impuesto interno, el gobierno llevará adelante una serie de medidas para mejorar la productividad y la competitividad de la industria fueguina. Entre ellas, se compromete a adecuar los procesos productivos previstos en el régimen para bajar los costos de producción. Trabajará en un plan de mejora para la baja de los costos aduaneros y de transporte marítimo, implementará la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE) y mejorará la seguridad de las rutas. Profundizará asimismo los esfuerzos que viene realizando para eliminar el contrabando, especialmente de los productos fabricados en la Provincia.

Por otro lado, la gobernadora Rosana Bertone, que también participó de la rúbrica, destacó que estas medidas permitirán mantener la mano de obra en el sector.

Los que más resignan, los trabajadores

Quienes salen peor parados de este acuerdo son los propios operarios metalúrgicos, que sobre el cierre de la semana pasada debieron resignarse a no tener aumentos de sueldo hasta el 2020, eliminando de un plumazo las históricas paritarias. La decisión, avalada por las autoridades de la UOM, fue calificada como una “flexibilización laboral autoimpuesta”.

Ya desde la Unión Obrera Metalúrgico habían adelantado que sólo a través de este “sacrificio” el Gobierno nacional debatiría la quita de aranceles a la importación de productos electrónicos.