·

Ladrones “constructores”, una modalidad de robo que sigue activa

En jurisdicción de la 3ra., otros dos casos de robo de materiales de construcción se agregan a la larga lista de los últimos tiempos.

La ola de robos y hurtos de elementos ligados a la construcción parece seguir vcigente en las preferencias de los amigos de lo ajeno.

En los últimos meses, se han sucedido en distintos puntos de la ciudad de Río Grande numerosos casos de sustracción de materiales y herramientas ligados a la construcción y pocos de ellos han podido ser esclarecidos.

Esta semana, dos nuevas denuncias de robos de elementos de construcción se han sumado al inventario, esta vez en jurisdicción de la comisaría Tercera de Policía.

El primero de los robos tuvo como víctima a Natalia Paz (27), quien denunció que autores ignorados se habían llevado de un terreno de su propiedad aproximadamente mil doscientos de mampostería acopiados para la construcción de su futura vivienda.

El terreno se encuentra situado en calle sin nombre, macizo 116 lote 8, próximo a la calle Luisa Rufino en el barrio CGT. La zona está en proceso de urbanización, hay pocas familias habitando la manzana  y nadie pudo dar por ahora dato alguno que lleve a esclarecer el delito. Debido a que el predio no ha sido cercado, los laldrones tuvieron libre acceso al botín, en virtud de lo cual el caso sólo puede ser tipificado como “hurto” para el expediente judicial.

 

En barrio Mutual

El segundo robo, cometido con total impunidad, se localiza en una zona mucho más poblada, por lo que llama la atención la impunidad de los malhechores.

En Panamá 734 del barrio Mutual (frente a la plaza) se encuentran en etapa de construcción dos departamentos que fueron visitados por los amigos de lo ajeno.

Según denunció el jefe de obra, Cristian Alvarado (33) entre las 19:00 horas del lunes 9 y las 16,00 de este miércoles los delincuentes forzaron la puerta principal de uno de los inmuebles y sustrajeron una caldera de piso. El departamento vecino no escapó a la voracidad de los ladrones que, tras forzar una ventana, escaparon con un número no precisado de radiadores de calefacción.

Efectivos de la comisaría 3ra. Y de Investigaciones trabajan en el lugar en busca de pistas que lleven a los autores de ambos ilícitos.